ir al especial

Crítica de Barry Lyndon

"

Fue el mayor fracaso económico de cualquiera de sus películas, debido a las críticas negativas que suscitó en su momento. Incomprendida en su momento como casi todas las del realizador, que luego de diez años, se convierten automáticamente en clásico"

 


JLO por JLO


cartel de Barry Lyndon

Director: Stanley Kubrick
Estreno: 1975-11-25
Genero: Drama

Después de su eterno proyecto inconcluso -la vida de Napoleón-, se decide por una película del mismo estilo y época. Ese fue el germen e inspirado en obras pictóricas del mismo período devino en la gran Barry Lyndon. Realizada en Inglaterra, Irlanda y Alemania, fue el mayor fracaso económico de cualquiera de sus películas, debido a las críticas negativas que suscitó en su momento. Incomprendida en su momento como casi todas las del realizador, que luego de diez años, se convierten automáticamente en clásicos.

Aquí comenzaron las famosas habladurías en torno a los métodos de filmación de SK. Un extenuante rodaje de 300 días a lo largo de dos años. Filmada en nochebuena sin vacaciones para el equipo técnico, una manera de encarar el trabajo rozando la esclavitud. Excesos de un director -como realizar 25 tomas o más de cada escena- que ya eran habituales. Rodar en interiores con la luz de las velas -fabricadas especialmente como las mismas de la época del film-, problemas con las locaciones porque todo debía encontrarse a solo kms. de su propia casa, fastuosos decorados y vestimenta, exigencias y mala fama del film antes de su estreno comercial.

Después de la punzante La Naranja Mecánica -realizada cuatro años antes-, se esperaba ésta con otro ánimo. Barry Lyndon nos lleva a las películas de época, con los fastuosos decorados y vestimenta, siendo anodina por momentos comparada con su antecesora, pero sin ningún fotograma de más resultando una adaptación cabal del libro. La belleza de sus imágenes no es decorativa ni preciosista como le critican, y el ritmo es bastante difícil de lograr en un film realista y al nivel de minuciosidad de Stanley, sin límites en cuanto a la duración de una escena.

El inicio con el duelo es un fotograma de una belleza pocas veces vista. Tanto como su banda sonora, donde el tema principal Sarabande de Handel, da escalofríos por su profundidad. Como en 2001, hay largas escenas sin diálogos -como el exquisito encuentro en un balcón- para que uno logre imprimir sus pensamientos y emociones. Una de las virtudes de SK es utilizar la banda sonora de forma que sea parte integral y no un simple accesorio.

Ganadora de cuatro Oscar solo en rubros menores, se le reprocha a Kubrick no haber elegido correctamente el papel protagónico, esta vez en manos de un notablemente sobre exigido Ryan O'Neal. Actuación forzada al promediar la película, estando bien en su primera parte siendo ésta, más relajada y distendida. Quizá falto de carácter hacia el final, de un tono más grave y dramático, aunque su labor en perspectiva es correcta y no empaña los méritos del film. SK entre otras cosas es un gran director de actores y logró llevar a Ryan, a un punto de exigencia con naturalidad y decoro. Airoso con lo justo, Kubrick tomaría nota del ganador del Oscar de ese año, Jack Nicholson, para su próximo film El Resplandor.

Barry Lyndon: otra obra maestra de Stanley Kubrick y van...

"Los actores son, básicamente, instrumentos generadores de emociones. Algunos siempre están dispuestos y bien afinados, mientras que otros alcanzan un gran nivel de calidad en una toma y por mucho que lo intentan, son incapaces de repetirla." Stanley Kubrick

Critica de "Barry Lyndon" publicada el 2007-04-28
Ver más críticas de JLO


Otras criticas de Barry Lyndon

Ver todas las críticas de



Película del Especial "Stanley Kubrick"
"Debajo de esa coraza hay un hombre cariñoso y con unos valores muy definidos al que no le gusta el dolor y que no soporta el sufrimiento" por JLO
  Ir al especial Stanley Kubrick