Crítica de Reservoir dogs

 
"

Desde su ópera prima Tarantino te puede gustar o no, pero nunca te va a dejar indiferente. En Reservoir Dogs esta ya nítidamente marcado su particular y personal estilo que luego lo hiciera famoso."



Más criticas de Reservoir dogs



JLO por JLO
RSS: suscribir a RSS



cartel de Reservoir dogs
ver cartel

Director: Quentin Tarantino
Estreno: 1992-05-23
Genero: Acción



La irrupción de Quentin Tarantino en el cine fue tanto una bocanada de aire fresco, como un cachetazo al anestesiado cine mainstream. Desde su ópera prima te puede gustar o no, pero nunca te va a dejar indiferente. En Reservoir Dogs esta ya nítidamente marcado su particular y personal estilo que luego lo hiciera famoso.

Una película que empieza con la frase: “Like a virgin es sobre una chica que conoce a un tipo con una pija grande”… es cosa seria. Los robos o los llamados “homenajes” no distraen la narración, sino que derivan en situaciones nuevas, en la hiper conocida anécdota de su paso por el video club, pero a diferencia del que roba por robar, éstas enriquecen su cine al punto de que su incesante desfile de gustos clase B (Madonna , las películas de gangsters japonesas, música y series de los 70's), no nos molesten y al contrario, nos resulten gustos encantadores.

La ruptura de tiempo que luego haría famosa a Pulp Fiction está ya presente, con el plus de que trata sobre un robo que nunca se ve (nobleza obliga: esto ya se vio en la gran The Killing de Stanley Kubrick). Quentin hace avanzar sus relatos por medio de diálogos banales que se tornan irresistibles, atravesados por una rara libertad –como la ausencia total de mujeres- y con mucha onda por su seducción constante hasta en los detalles insignificantes, como esos trajes negros parodiados y apropiados con estilo.

Pero la base donde se apoya Reservoir Dogs –y el propio Quentin- es en su tremendo y efectivo montaje. Montaje que brilla de la misma manera aquí que en Pulp Fiction e incluso, en las dos partes de las fallidas Kill Bill. Como ejemplo, la secuencia de la falsa anécdota de Tim Roth, lejos, el mejor papel para su actor fetiche de esta primera etapa, que luego llamara para el episodio de Four Room y que también es el que abre y cierra Pulp Fiction.

Los frenéticos flashbacks nunca –o pocas veces- fueron mejor utilizados, tanto por su información como por la agilidad que brinda al relato/cuento. Reservoir Dogs es su visión, de cómo se deben re-hacer las películas tantas veces vistas en el amado video club de su adolescencia. Ni hablar de su banda de sonido, hoy ya un clásico total.

Su cine posterior a Pulp Fiction es tan irregular como el de cualquier hijo de vecino. Los rumores de sus futuros proyectos no indican ninguna mejoría. Volvé a disfrutar de este nuevo clásico, que su revisión me pareció tan placentera como la primera vez.

Igualmente y con lo ya realizado, Quentin pertenece para siempre al panteón de los elegidos.

Critica de "Reservoir dogs" publicada el 2007-05-23
Más críticas de JLO