ir al especial

Crítica de La noche del cazador

"

La única película que dirigió Charles Laughton, y un producto en el que los matices y las escenas concretas son más importantes que el todo."

 


Oscar Cantero por Oscar Cantero


cartel de La noche del cazador

Director: Charles Laughton
Estreno: 1955-01-01
Genero: Suspense

Robert Mitchum ha sido sin duda uno de los grandes de la pantalla, aunque quizás nunca se le ha situado a la altura de otros compañeros de profesión que con similar talento han alcanzado mayores cotas de popularidad y reconocimiento.

En La noche del cazador, interpreta a un asesino que conoce en la cárcel a un ladrón condenado a la horca por asesinar a dos personas durante la comisión de un robo de 10.000 dólares de la época, que nunca fueron encontrados. En su convencimiento de que los hijos del finado conocen el emplazamiento del botín, se casa con la viuda para intentar conseguirlo.

Dotado de unos rasgos duros y una caracterización óptima, Mithcum interpreta el papel de un hombre hipócrita y falaz, que mientras predica la palabra de Cristo, asesina y roba con extrema crueldad, logrando el director y el propio actor dotar de una gran credibilidad al personaje, que transmite a la perfección la sensación de ser una persona sin ningún tipo de escrúpulos ni sentimientos, con una mirada vacía.

La interacción de este malvado ser con los hijos del difunto, genera una intensa inquietud en el espectador, que contempla un enfrentamiento entre dos fuerzas desproporcionadas entre sí, que por otra parte bien podrían ser la encarnación del bien y del mal, palabras que por cierto tiene tatuadas en sus puños el predicador.

La facilidad con la que engaña a todo el mundo, contrasta con la rapidez con la que el niño descubre sus verdaderas y aviesas intenciones.

Una concepción extremadamente machista de la vida, propia de la América rural de los años 50, se observa a lo largo de toda la película y en la mayoría de los diálogos.

En cualquier caso, no se debe caer en la tentación de considerarla mejor de lo que es por el simple hecho de que pertenezca al cine clásico, ni porque esté interpretada por uno de los grandes. Es una película entretenida, pero sin más, con varias lagunas y un uso excesivo de fundidos y cambios de escena forzados. Además, tampoco es, ni de lejos, la mejor interpretación de Mitchum, que por imperativo del guión se debe producir con excesivo hieratismo, en un papel que no favoreció sus cualidades. Laughton fue mejor actor que director, aunque lo que nadie puede negarle es la originalidad en el planteamiento de este filme, que si bien no deja de ser mejorable, es de una calidad innegable.

lo mejor Lo mejor de "La noche del cazador"...

La capacidad de transmitir inquietud.

lo peor Lo peor de "La noche del cazador"...

Algunas lagunas en el guión.

Critica de "La noche del cazador" publicada el 2007-07-01
Ver más críticas de Oscar Cantero


Otras criticas de La noche del cazador

Ver todas las críticas de



Película del Especial "Cine con mayúsculas"
"Clásicos inmortales del séptimo arte" por Emilio Calvo de Mora
  Ir al especial Cine con mayúsculas