Crítica de Zodiac

"

Fincher ha reescrito los patrones clásicos del thriller. Éste es un thriller sentimental, enfermizo, íntimo casi."

 


Emilio Calvo de Mora por Emilio Calvo


cartel de Zodiac

Director: David Fincher
Estreno: 2007-05-18
Genero: Suspense

Minuciosa y sugerente hasta lo pornográfico, apabullante en su prolija disección de una investigación criminal, Zodiac no es una película comercial en modo alguno, aunque contiene trazas de cine de taquilla generosa a causa de su cotizado director, David Fincher ( Alien3, Seven, El club de la lucha, La habitación del pánico y la muy menor The game) y su más que competente elenco. Zodiac es un estudio sobre la obsesión que desciende desde lo meramente descriptivo ( los crímenes, los indicios relevantes de un caso que alarmó a la población de California durante los últimos sesenta y primeros setenta ) hasta lo enfermizo, representando por una serie de personajes encorsetados en un muy ambiguo territorio que ni es policial ni periodístico. Fincher no pretende miniaturizar la trama; más al contrario, lo que hace es hocicar su talento narrativo en todos los resquicios de modo que el espectador se ve asfixiado por una propuesta dramática excesiva, tal vez demasiado rigurosa, que no abandona su carácter cinematográfico en ningún momento y que indaga con morosa delectación en los aspectos normalmente más escondidos en este tipo de artilugios fílmicos: las indagaciones, las pesquisas, que resultan, en algún momento del metraje, cargantes y obviables, pero sin cuyo concurso el exquisito conjunto queda deslabazado, desvaído, como si le hubiesen sustraído cualquier mínimo rasgo de credibilidad y estuviésemos asistiendo a cualquier vulgar telefilm de sobremesa sobre asesinos en serie y desquiciados policías que tratan de darle caza.

Como hemos visto mucho cine de este pelaje, se debe ser muy exigente con Zodiac. ¿ El resultado ? Una cinta casi magistral, sobrecogedora, en todo caso, perfecta en su acendrado sentido de la ética y de la épica porque, bien mirado, el regusto final es ése: el de habernos tragado un monumental arrebato sentimental sobre la justicia, el derecho a encontrar la verdad y las trabas que el tiempo y la desgana de la sociedad tiene en dar con ella cuando los medios de comunicación, auténticos depositarios de las montañas de datos, ya han decidido darle soberanamente la espalda.

Zodiac deslumbra por su desmesura, que es también - a juicio de algunos - su demérito mayor.
No es posible disminuir sus excesos: se precisan sus dos horas larguísimas para que ningún hilo quede sin trenzar y, al tiempo, se tenga la última reflexión de que todos los hilos, al abovinarse, no han conducido a completar madeja alguna. De narrativa nunca atropellada, Zodiac entretiene en todo instante y tiene la virtud de no concederse licencias tal vez perdonables: una truculencia más explícita, un espíritu a lo Seven al que Fincher no es ajeno por cuanto esa obra maestra del último cine de entretenimiento ( comercial, dirán ) es suya. En este caso lo que hace el director es reescribir el patrón sobre el que abordar el género de asesinos en serie y reformular su discurso en base a criterios más literarios, más cercanos a modelos setenteros como Todos los hombres del presidente ( sé que no soy el único que ha visto esta similitud, de hecho antes de verla era ésta la única información que tenía del film ) o incluso JFK . Su pulcritud formal, su ausencia de entusiasmos doctrinales y su carácter marginal dentro del thriller hacen de Zodiac una cinta más que recomendable, que no es la obra maestra que podría haber sido ( tiene mimbres y alicientes para serlo en quienes así lo consideren en su fuero interior ) pero sí, y contundentemente, una película mayor dentro de la filmografía de Fincher a la altura de Seven. Curioso que sus mayores logros provengan de cimientos narrativos parecidos. Tal vez en la próxima incursión en el género le dé al hombre por escorar las miras ciento ochenta grados y bucear en el melodrama o en el musical, y todo sin abandonar asesinos en serie, claro.

lo mejor Lo mejor de "Zodiac"...

La intensidad narrativa, que no decae nunca.

lo peor Lo peor de "Zodiac"...

Su duración, pero por otra parte no es posible restarle un minuto, o sea que...

Critica de "Zodiac" publicada el 2007-07-10
Ver más críticas de Emilio Calvo de Mora


Otras criticas de Zodiac

Ver todas las críticas de