Crítica de Los ojos del mal

"

Película de terror y gore con un argumento nada desdeñable. La atmósfera que crea está bien, y no es de esas que no entiendes lo que pasa, si no que tiene bastante lógica. No estuvo mal, no."

 


Tito Chinchan por Tito Chinchan


cartel de Los ojos del mal

Director: Gregory Dark
Estreno: 2007-09-07
Genero: Terror

No mires al demonio, no, que te saca los ojos y los mete en un bote de salmuera para tiempos peores. Que ascazo, desde luego. Y que tio más feo el del cartel, con esa nariz de boxeador y la mirada perdida. Ligar no ligaría mucho, no. Y menos si va a todos los lados con ese gancho, aunque como método de ligoteo no es malo, la enganchas de una pata y ale, a disfrutar de la vida.

La película trata de un programa de reinserción de presos que, coge a un grupo de mujeres y otro de hombres y les lleva a un viejo hotel para restaurarlo. El grupo está compuesto además de por los presos, por una anciana propietaria del hotel que se incendió 30 años antes, una mujer y un policía que cuatro años antes perdió un miembro en un caso muy extraño. Todo va bien, hasta que comienzan a suceder hechos extraños relacionados con el caso del policía que nunca se resolvió. Y luego sale el señor ese feo del cartel con el gancho liando una que te cagas por la para abajo.

Mira que ví la película con sumo escepticismo y un poco de desidia, dado que estas no suelen gustarme. Y la cosa comienza bastante mal, dado que juntar a presos y presas ya me parece una cosa muy tonta. Y que sólo esté para manejarlos un policía lisiado y una señora que no se lo que es, tampoco va a ningún lado. Luego las escenas de violencia son muy exagerados, incluso parando un poco la imagen para que se vea bien como penetra el gancho en la carne. Pero conforme avanza el tema, y te olvidas de estos dos peros, vas metiendote en la intriga y la cosa no está mal. Sobretodo al final, que hay una sorpresa que no había visto venir y me gustó mucho. La atmósfera que crea está bien, y no es de esas que no entiendes lo que pasa, si no que tiene bastante lógica. No estuvo mal, no.

Resumiendo, película de terror y gore con un argumento nada desdeñable.

Lastima del excesivo recreamiento en las escenas gore.

Besitos.

P.D: Y luego con la colección de ojos, ¿que hacía? ¿Cambiaría los oculares con otros coleccionistas? Dejame unos marrones, que los que tenía se los comió el gato. Que cosas.
P.D.2: De verdad que la obsesión por mostrar lo más gore posible no lo entiendo. Está bien que ensarten a uno en un gancho, pero no a cámara lenta, que quita ritmo a la película.
P.D.3: Os voy a culturizar una mijica. El señor ese del gancho, que nació en Madrid y se llama Kane, es o era un luchador de la lucha libre americana, esa que presenta Hector del Marrrrr, piquete de ojos, la sentadilla le está dando el baile de San Vito. Que recuerdos. Ah, y el director es de cine porno, quizá por eso la fijación con la penetración de gancho en carne, pudiera ser.