Crítica de Miguel y William

"

Un experimento que resulta comicamente simple, y estúpidamente mundano (y aburrido)."

 


Rafa Ferrer por Rafa Ferrer


cartel de Miguel y William

Director: Inés París
Estreno: 2007-02-02
Genero: Comedia

El otro día, a la hora de la comida revisionaba (si, tengo una cinta de 4 horas en LP con un montón de programas) de NST (Noche sin tregua) y me encontré con que Malena Arterio y la directora de esta película que hoy nos trae, Inés París, habían sido invitadas a uno de ellos con ocasión de su estreno en los cines.

La verdad es que había tenido ocasión de ver la cinta en pase de prensa, pero finalmente y por motivos que no vienen al caso, no acudí al mismo, y tampoco tuve el más mínimo interés ni la más mínima inquietud hacia la película, hasta que no vi imágenes en dicho programa y la entrevista de rigor que el insigne Dani Mateo las hacía.

Decía Ines París, que tal vez, la cinta llegaría tanto a convencer a la juventud, que, haría que acabaran leyendo tanto a Cervantes, como a Shakespeare... Sinceramente Ines, y con la mano en el corazón y toda la sinceridad posible que cabe en mi calva cabezota, si para leer a Shakespeare (al que he leído más que a D.Miguel, y es que de hecho el Quijote no lo he leído, ni pienso hacerlo) hace falta películas como esta... apagué y vamonos; ya me encargo yo de echar la llave y tirarla al río más lejano posible.

Y es que la cinta, protagonizada por Elena Anaya, Juan Luis Galiardo, Wil Kemp y Malena Alterio además de José Pou, no es más que un filmico sainete de esos que, años a se interpretaban en los corrales, corralas o como Dios lo llamara antaño (ahora teatros), y es que, señora mía, hace falta algo más de empaque que un par de pedos, eruptos, cacas, culos y 4 chistes que, incluso aparecían en las cintas de Pajares, Esteso y Ozores.

En algunos compases de la película he tenido la misma sensación que cuando veía las de Asterix, y, en el guión nos mostraban como tal o cual cosa había sido "culpa" de estos genios galos; pues bien, en "Miguel y William" hay continuas referencias cruzadas (y, a la vez inventadas) sobre la vida de ambos y como ideas de uno u otro son llevadas a obras de Cervantes o Shakespeare, que vale, entiendo que son "trucos" del guionista, pero llegan a cansar, por su excesiva repetición.

No quería terminar sin destacar o apalear, las actuaciones de los intérpretes, eso que digo siempre con el consabido (y en la parcela interpretiva), y es que, tal vez me quede solo con Will Kemp, muy simpático como Shakespeare, Helena Anaya (es que esta chica me tiene ganado con esos ojos que tiene...), Juan Luis Galiardo como un "viejuno" Cervantes y, sobre todo Malena Arterio, a la que me había acostumbrado a verla en su vis cómica y como "buena" y aquí es la villana de la función; da gusto verla en otra parcela.

Respecto al vestuario, me parece horrendo, si bien destacaba el vestuario de "Teresa en el cuerpo de Cristo", aquí, me parece digno de Agatha Ruiz de la prada, en este caso Sonia Grande la diseñadora de vestuario, hace el canelo en la ropa que llevan los protagonistas, y "emperifolla" a Helena Anaya, y a Malena Arterio, y deja con unos ropajes tristes y horrendos al resto, como queriendo dar interés a los personajes femeninos, dilapidados por el guión, sobre todo en ese machismo residente en la Edad media.

En definitiva, un experimento que resulta comicamente simple, y estúpidamente mundano (y aburrido).

lo mejor Lo mejor de "Miguel y William"...

Malena Alterio y Helena Anaya.

lo peor Lo peor de "Miguel y William"...

El guión se hace pesado y el vestuario es horroroso.

Critica de "Miguel y William" publicada el 2007-09-13
Ver más críticas de Rafa Ferrer


Otras criticas de Miguel y William

Ver todas las críticas de