Crítica de Poseidon

"

Lamentablemente el dinero no ha logrado crear un buen guión, ya que aunque comienza de forma atractiva y con fuerza en lo sucesivo se echan muchas cosas en falta."

 


Alvaro Oliva por Alvaro Oliva


cartel de Poseidon

Director: Wolfgang Petersen
Estreno: 2006-07-26
Genero: Acción

Wolfgang Petersen se atreve con un remake, aunque él diga que solamente se ha tomado la idea inicial, de la película de 1972 “la aventura del Poseidón”. No cabe duda que uno de los principales atractivos de esta propuesta son sus efectos especiales, y no cabe duda de que con los presupuestos de la misma, se ha conseguido crear algo excepcional. Lamentablemente el dinero no ha logrado crear un buen guión, ya que aunque comienza de forma atractiva y con fuerza (a los cinco minutos ya ha impactado la gigantesca ola) en lo sucesivo se echan muchas cosas en falta. Pero vayamos poco a poco. En este inicio conciso, Wolfgang ha abreviado el pasado de cada personaje, logrando que con varias pinceladas conozcamos como son y de qué pie cojea cada uno, lo cual les convierte en unos personajes un tanto típicos.

He de decir que siento predilección por Kurt Russell (ya que ha protagonizado varias de mis películas preferidas) y en esta nueva aventura cumple perfectamente el papel encomendado. Junto a él nos encontramos con Josh Lucas, Richard Dreyfuss y Emmy Rossum entre los más conocidos, realizando unas interpretaciones bastante normalitas, ya que el guión tampoco da para más. Hay una escena que recuerda, bueno es calcada, a la superproducción de Michael Bay Armageddon, pero no vamos a destriparla.

Hay que hacer una mención al diseño de producción y al sufrido rodaje, ya que recrear las entrañas del barco y rodar en esas condiciones no es nada fácil, y aunque aquí estamos para criticar y comentar, no hay que olvidar lo complicado que es hacer creible ciertas situaciones y más si son tan difíciles como estas.

En definitiva “Poseidón” es una buena película para pasar la tarde agarrado a la butaca, no apta para claustrofóbicos y que hace que nos dejemos llevar por las aventuras de este pequeño grupo, que se debate entre la vida y la muerte, durante una hora y cuarenta minutos.