Crítica de Equus

"

Sadomasoquismo, Sexo, Demencia, Fervor Religioso y si me apuran algo de zoofilia encubierta en una obra rodada con las entrañas de unos interpretes y director entregados en una de las locuras mas bellas e inspiradoras que refleja múltiples lecturas. "

 


Andrés Pons por Andrés Pons


cartel de Equus

Director: Sidney Lumet
Estreno: 1978-12-30
Genero: Drama

Una obra llamada EQUUS del escritor PETER SHAFFER causo estragos en los 70, un buen escándalo gracias a una historia llena de locura donde se llevaba a la máxima expresión temas tan peliagudos como la pasión, el fervor religioso, la incomprensión sexual no exenta de violencia.

Sorprendente es que un director que en esa época disfrutaba del halago de toda la crítica mundial con éxitos del calibre de SERPICO, Un mundo implacable o tarde de perros se involucrase en un proyecto tan arriesgado.

Una leyenda de HOLLYWOOD se sumaba al proyecto en el rostro del gran RICHARD BURTON protagonista de obras maestras del celuloide. La noche de la iguana, la túnica sagrada o Cleopatra le dieron la inmortalidad acompañado por un joven y desconocido actor PETER FIRTH que no tuvo una carrera demasiado afortunada a pesar del talento desplegado en TESS o JOSEPH ANDREWS acabando en la televisión y en papeles muy secundarios.

En la traslación a la pantalla observamos un inicio titubeante con una puesta en escena parecida al TELEFILME, una narración no del todo fluida que puede llevar a pensar en el espectador que tal vez es un fallido intento de enganchar el espíritu original del texto.

De repente todo empieza a cambiar, el tono sube rápidamente, los dos intérpretes principales se baten en un duelo antológico, el relato cobra una fuerza inusitada en cada plano llegando a una parte final que te deja totalmente noqueado.

EQUUS es un enfrentamiento de dos seres a la deriva, una vida que a los ojos de lo demás es ordenada pero el PSIQUIATRA sufre una rutina que lo devora por dentro en un mundo al que no se atrevió a retar, descubre la pasión en su enfermo paciente que a pesar de su locura a sabido aspirar la fuerza de una vida que lo llevo a la angustia por unos padres sobre protectores y una madre que le enveneno la mente de hechos religiosos que el joven confunde en su relación con los caballos.

Un filme barato que sin parafernalias enfrenta dos mundos diferentes pero que a la vez chocan en una libertad que los dos personajes anhelan sin conseguir.

Sadomasoquismo, Sexo, Demencia, Fervor Religioso y si me apuran algo de zoofilia encubierta en una obra rodada con las entrañas de unos interpretes y director entregados en una de las locuras mas bellas e inspiradoras que refleja múltiples lecturas.

Sin duda un riesgo que el cine actual no se permite y por eso esas obras son hoy en día casi irrepetibles en un mundo que da la espalda al verdadero arte a favor de la mediocridad fácilmente digerible en favor de los dólares.

lo mejor Lo mejor de "Equus"...

Los dos protagonistas.

lo peor Lo peor de "Equus"...

Tarda en arrancar y por eso no llega al sobresaliente.

Critica de "Equus" publicada el 2007-12-30
Ver más críticas de Andrés Pons