ir al especial

Crítica de 1408

"

Con algún momento inquietante, la película transcurre por la senda de la normalidad, sin llegar a ser nada del otro mundo, y desinflándose poco a poco, hasta llegar a un “final” con sorpresa, para posteriormente dejarnos el edulcorado “The End” que t"

 


Alvaro Oliva por Alvaro Oliva


cartel de 1408

Director: Mikael Hafstrom
Estreno: 2007-12-14
Genero: Terror

De nuevo una propuesta que, a priori, ha de darnos miedo. Pues bien, tampoco lo logra.

Basada en un relato del maestro Stephen King, “1408” nos presentan a Mike Enslin (John Cusack), un escritor de terror, que acude a todos los hoteles que supuestamente tienen fantasmas.

Aburrido de no toparse con ninguno, llega hasta Enslin una postal sobre la habitación 1408 del hotel Dolphin, en la cual han muerto muchas personas.

Así que nuestro protagonista se presenta con la intención de encontrar y vivir hechos inexplicables.

Samuel L. Jackson hace su aparición como el encargado del misterioso hotel.

A partir de aquí, Cusack tendrá que hacer frente (en solitario) a casi todo el metraje, en el que intentará resistir en una habitación en la que nadie aguanta vivo más de una hora.

Tomando distintas referencias entre las grandes películas del género, Mikael Hafstrom, nos presenta una habitación en la que comienzan a suceder cosas extrañas.

Con algún momento inquietante, la película transcurre por la senda de la normalidad, sin llegar a ser nada del otro mundo, y desinflándose poco a poco, hasta llegar a un “final” con sorpresa, para posteriormente dejarnos el edulcorado “The End” que tanto gusta.

En definitiva, una película para los amantes de John Cusack y de las historias de Stephen King, que defraudará a los más ambiciosos y entusiastas del cine de terror, y que conformará a los cinéfilos menos exigentes.