Crítica de Deseo, Peligro

 
"

Un film prácticamente perfecto que recorre media conciencia humana para brindarnos un retrato fiel y cruel de las personas, sean de China, Japón, América o cualquier otro país."



Más criticas de Deseo, Peligro



Ramón Balcells por Ramón Balcells
RSS: suscribir a RSS



cartel de Deseo, Peligro
ver cartel

Director: Ang Lee
Estreno: 2007-12-14
Genero: Drama



Una impecable secuencia de escenas sin aparente conexión abre el nuevo film del carismático director taiwanés Ang Lee. Con un título sencillamente perfecto y una ambientación más minimalista que grandilocuente, Deseo, peligro es una mezcla entre la absoluta pulcritud y el perfeccionismo digno del cine clásico de espías y un rudo pero elegantemente escondido poema de amor turbio entre dos lados opuestos que se juntan, y no por el destino. Después de varios y variados films sin semejanza alguna, Lee nos brinda un majestuoso ejercicio de suspense a lo Hitchcock y una de las relaciones amorosas más sofocantes vistas en los últimos años, con una fluída (que no veloz) narración que acaba por deslumbrarnos con un final antológico. Esta es una tragedia acerca de los límites del amor, de la violencia como algo puramente patético y de dos personas que acaban por definirse a sí mismos en límites insospechados.

La historia, que bien podría situarse en cualquier otra época y lugar, es un minucioso y pausado viaje a través de la inseguridad y la frialdad, de dos puntos opuestos que colisionan y no pueden separarse con un simple adiós. Sin duda, algunas similtudes podemos encontrar con la anterior y también espléndida Brokeback Mountain, como ese amor prohibido y tan deseado que sin embargo es peligroso. Sí, refiriéndonos únicamente a este tema posiblemente se traten de dos películas prácticamente idénticas, pero Deseo, peligro va más allá de la personalidad humana y explora algo como es la maldad de manera impactante. Es una película de emociones contenidas, que no recurre a elementos musicales extravagantemente lacrimógenos para mostrarnos duras imágenes. Así pues, se trata de un film sincero, dotado de perfeccionismo (su estética es inmejorable) y que recurre, en un par de ocasiones, al cine del maestro del suspense ya mencionado. Nos encontramos ante una obra maestra que más se acerca al clásico cine americano que al asiático.

Es más, si cambiáramos el idioma y el país nos encontraríamos ante una película puramente al estilo norteamericano. Y esto no es algo malo, al contrario: Ang Lee ha tenido la suficiente valentía como para desarrollarla en un lugar ajeno al que está acostumbrado a rodar y que tenga como resultado uno de los mayores logros del año pasado. Aunque quizás su desmesurada duración (más de dos horas y media) no permite que llegue a la pura perfección, pero eso, probablemente, sea pedir mucho. Tanto Tony Leung como Wei Tang (los dos protagonistas) están espléndidos, brindándonos dos de las mejores interpretaciones de los últimos años, absolutamente creíbles y muy humanas, pese a mi dificultad por entender su forma tan contenida de actuar, que no significa que sea, ni mucho menos, despreciable.

Una película que actúa como un espía dentro de un poema de amor trágico, que se camufla entre la aparente sencillez y el minimalismo para finalmente ser destapada y ser descubierta como algo terriblemente genial. Su ritmo lento permite que nos fijemos en una sublime fotografía de Rodrigo Prieto y en las piezas musicales del siempre impecable Alexandre Desplat, por no olvidarnos de un guión que destaca por su elegancia y precisión, aunque sea tan extremadamente dramático en sus dos últimas escenas (magistral el plano final). Ang Lee se ha desnudado (nunca mejor dicho) como nunca antes lo había hecho, dejando un film prácticamente perfecto que recorre media conciencia humana para brindarnos un retrato fiel y cruel de las personas, sean de China, Japón, América o cualquier otro país. Sin duda, un film increíblemente universal, profundamente dramático.


lo mejor Lo mejor de "Deseo, Peligro"...

El perfeccionismo del conjunto y el guión, fantástico.

lo peor Lo peor de "Deseo, Peligro"...

Una duración un tanto desmesurada.

Critica de "Deseo, Peligro" publicada el 2008-01-11
Más críticas de Ramón Balcells