Crítica de Deseo, Peligro

 
"

Película redonda, un ejercicio estilístico como hacía años que no presenciábamos."



Más criticas de Deseo, Peligro



Oscar Martínez por Oscar Martínez
RSS: suscribir a RSS



cartel de Deseo, Peligro
ver cartel

Director: Ang Lee
Estreno: 2007-12-14
Genero: Drama



Con Deseo, peligro Ang Lee se alzó por segunda vez con el León de Oro en el pasado Festival de Venecia, y opta al Globo de Oro en el apartado de mejor película de habla no inglesa, por lo que el cineasta taiwanés bien podría volver a repetir el éxito de títulos anteriores como Brokeback Mountain o Tigre y Dragón.

Interpretada por Tony Leung, Joan Chen, Wei Tang, Lee-Hom Wang, Johnson Yuen, Chih-ying Chu y Anupam Kher entre otros, Se jie nos tralada al Shanghai de 1942, cuando la ciudad se encuentra ocupada por los japoneses. La Sra. Mak, una mujer sofisticada y adinerada, entra en un café, hace una llamada y se sienta a esperar. Recuerda... cómo empezó todo hace unos años, en la China de 1938. En realidad no se llama Sra. Mak, sino Wong Chia Chi. Un poco antes de la II Guerra Mundial su padre huyó a Inglaterra, dejándola en China. Era estudiante universitaria y conoció a Kuang Yu Min, que acababa de fundar una sociedad teatral para fomentar el patriotismo. Wong Chia Chi se convirtió en la primera actriz de la compañía y descubrió que era capaz de conmover al público y a Kuang. Este último convenció a un grupo de estudiantes para llevar a cabo un ambicioso plan para asesinar a un importante colaborador de los japoneses, el Sr. Yee. Asignó un papel a cada estudiante: Wong Chia Chi era la Sra. Mak, que debía ganarse la confianza de Yee haciéndose amiga de su mujer para acabar seduciéndolo. La joven se transformó interior y exteriormente para hacer su papel. Todo iba según lo previsto hasta que sucedió un acontecimiento inesperado...

Lo cierto es que mi relación con Ang Lee es un tanto extraña. A pesar del clamor popular, ni Tigre y Dragón ni Brokeback Mountain me convencieron en demasía, pienso que Sentido y sensibilidad le da mil vueltas a las dos anteriores, y Hulk puede que sea el mejor tratamiento que nadie haya hecho jamás de un superhéroe a pesar de arrastrar diversas lacras empezando por el desafortunado papel de Nick Nolte.

Con un metraje que quizá resulte excesivo para algunos, Deseo, peligro rezuma olor a clásico por cada uno de sus poros, desde su cuidada ambientación, su textura, su exquisita banda sonora o el tratamiento de sus personajes, a su propia trama y contexto, recordándonos, directa o indirectamente, a títulos como Mata Hari, Encadenados, Tener y no tener o Casablanca; aunque, mucho más próximas en el tiempo, nos encontremos con esos inevitables ecos procedentes de Deseando amar y, sobretodo, de esa (casi) gran película de Paul Verhoeven que es El libro negro, cuyas similitudes con el nuevo trabajo de Ang Lee se le antojan a un servidor algo más que meramente anecdóticas.

Como decía, Deseo, peligro podría haber durado perfectamente media hora menos, y habría resultado incluso más redonda de lo que ya es, pero lo cierto es que el celoso detalle con que Ang Lee describe el ritual iniciático de su femme fatale no resulta en ningún momento cansino, atrapando al espectador, sino con la historia, con la propia ambientación de la película. Eso sí, cuando trama y pasión se desbordan, Deseo, peligro alcanza sus cotas más álgidas, con una hora final de metraje verdaderamente impecable, si bien las contínuas y explícitas escenas sexuales, lejos de escandalizarme, me han parecido una mezcla algo reiterada de La pasión turca y una guía del Kamasutra.

Como era de esperar, la trama de espionaje pierde fuerza en favor del tórrido romance de sus protagonistas, con unas interpretaciones bastante redondas tanto por parte de la novel Wei Tang como de mi querido Tony Leung, capaz de maravillarme en títulos tan dispares como Hardboiled, Chungking express, Juego sucio o 2046.

En resumen, Deseo, peligro es una película bastante redonda, un ejercicio estilístico como hacía años que no presenciábamos, y aunque su duración pueda resultar algo extensa para algunos, el nuevo trabajo de Ang Lee no llega a cansar en ningún momento al espectador, atrapándolo en su atmósfera de manera irremediable.

Critica de "Deseo, Peligro" publicada el 2008-01-16
Más críticas de Oscar Martínez