Crítica de This is England

 
"

Una película con un ritmo y una evolución perfectos, de esas que son capaces de aflorar una gama de sentimientos contrapuestos enorme y que deja un poso amargo que tarda en desaparecer."



Más criticas de This is England



Heitor Pan por Heitor Pan
RSS: suscribir a RSS



cartel de This is England
ver cartel

Director: Shane Meadows
Estreno: 2008-01-04
Genero: Drama



Nueva ración de cine político y agitador de conciencias. Tras la italiana “Mi hermano es hijo único”, donde seguíamos a un adolescente a través de sus cambios de ideología, pegamos un salto a las islas británicas del gobierno de la dama de hierro a principios de los 80, en donde un chaval de 12 años asiste de primera mano al nacimiento del movimiento skin head y su nacionalismo de extrema derecha.

Shaun es un chaval solitario, con tendencia a meterse en follones y marcado por la muerte de su padre, combatiente en la guerra de Las Malvinas. En ese momento de la vida en el que se necesita algo en lo que creer y ser aceptado por un grupo, se encuentra con un grupo de skin heads de talante moderado que lo tratan como a un adulto y lo aceptan como a un igual, a pesar de la evidente diferencia de edad.

El grupo se disgregará con la llegada de Combo, un skin violento e inestable que adopta las ideas de un partido ultraderechista, obligando a Shaun a elegir entre parte de sus amigos, que prefieren dar la espalda a este cambio de rumbo y una ideología que, según Combo, honra la memoria de su padre, muerto por salvaguardar la pureza de Inglaterra.

Así como “Mi hermano es hijo único” se caracterizaba por el intento del director de permanecer neutral a la narración, sin posicionarse de forma clara en ninguna zona del espectro ideológico, el director y guionista de “This is England”, Shane Meadows, sí que toma un claro partido. Aún así, no carga hacia el movimiento skin head en su conjunto, sino que diferencia claramente a los que adoptan una actitud violenta y extremista, de los que simplemente se guiaban por una estética diferenciadora y que, más tarde, en Usamérica, se desmarcarían de los “skin heads nacional socialistas” dando lugar al movimiento Sharp (Skin heads against racial prejudice).

El director hace uso de una serie de personajes con distintas características para mostrarnos la camaradería, las rivalidades, las alegrías y tensiones de un grupo de amigos, en este caso enmarcados en un movimiento social.

En primer lugar, el protagonista, el más inocente y con la mirada más pura sobre lo que sucede a su alrededor, sin ideas preconcebidas. Un personaje que tiene la necesidad de procesar la información a medida que se va presentando porque no tiene puntos de comparación y que es el que marca el desarrollo de la historia.

Por otro lado, la gente que le rodea. Woody, el más carismático y lider del grupo hasta que Combo aparece en escena y el primero que acepta y apadrina a Shaun dentro del grupo. Milky, el miembro de color de la pandilla, que rápidamente se hace con el cariño de Shaun y servirá como uno de los puntos de ruptura entre los extremistas y los moderados. Gadget, un chaval obeso que de vez en cuando sufre la mofa de los compañeros y que será el primero en pretender sentirse aceptado por el nuevo grupo extremista de Combo. Smell, primer amor de Shaun y una mirada neutral y casi igual de inocente de lo que sucede a su alrededor o el propio Combo, elemento desestabilizador y excusa para mostrar las dos caras de la moneda.

La película avanza en un crescendo suave pero constante, añadiendo tensión y acción a un relato que intenta restar dramatismo en su primera parte con situaciones que llevan a la carcajada, pero que a medida que avanza se hace más duro y descarnado, rematando en un climax final potente y dramático, que deja al espectador tocado, sin la sensación clara de un final feliz pero imprimiendo una sensación de esperanza hacia el futuro del chaval protagonista.

Una película con un ritmo y una evolución perfectos, de esas que son capaces de aflorar una gama de sentimientos contrapuestos enorme y que deja un poso amargo que tarda en desaparecer.


lo mejor Lo mejor de "This is England"...

El ritmo y planteamiento de la película que va a más a medida que evoluciona la narración, hasta explotar en un climax muy conseguido.

lo peor Lo peor de "This is England"...

Por poner algo, la historia de amor del protagonista, que chirría un poco.

Critica de "This is England" publicada el 2008-01-17
Más críticas de Heitor Pan