Crítica de El cielo protector

"

Un viaje sin retorno. Ése es el viaje que nos lleva a la soledad. Viajeros sin retorno. El viaje de Port, Kit y Tunner (interpretados por John Malkovich, Debra Winger y Campbell Scott, respectivamente)."

 


José Antonio Bermúdez por José Antonio


cartel de El cielo protector

Director: Bernardo Bertolucci
Estreno: 1990-02-11
Genero: Drama

"Un viajero es aquel que en cuanto sale de casa está deseando volver, mientras que un turista sale de casa y no sabe si volverá." Port [John Malkovich]

Un viaje sin retorno. Ése es el viaje que nos lleva a la soledad. Viajeros sin retorno. El viaje de Port, Kit y Tunner (interpretados por John Malkovich, Debra Winger y Campbell Scott, respectivamente). Los tres personajes viven, transitan la soledad de manera diferente, de forma impredecible. Bertolucci adapta el libro de Paul Bowles. EL CIELO PROTECTOR es el retrato de un viaje llamado soledad, y de cómo los personajes se enfrentan a ella: con temor y valentía.

Port, viajero siempre, vive la soledad con naturalidad y descaro. El viajero es solitario por definición. Afán de conocimiento y aventura: experimentar la soledad. Qué hace sino el que viaja. Kit siente miedo a la soledad. La vive con resignación y no la tolera. Es capaz de actuar con despecho cuando se siente sola. Port la hace sentir sola. Tunner es turista. Un viaje más, elitismo cultural. Sólo piensa en volver...acompañado. Robarle su amada a Port. Inconsciente de su soledad, escapa de ella sin saberlo.

El viaje, tanto en el cine como en la literatura, en muchas ocasiones ha remitido a una huida, a un itinerario de transformación. Una ruta convertida en road movie, paisajes exóticos, aventuras fantásticas...todo gira alrededor de otro viaje interior, ése que se manifiesta en los protagonistas de estas historias. De PARIS, TEXAS a THELMA & LOUISE en el cine contemporáneo. De ALICIA EN EL PAIS DE LAS MARAVILLAS a LA NOCHE DEL CAZADOR, cuentos convertidos en pesadillas. Y siempre nos quedará LA VUELTA AL MUNDO EN 80 DÍAS.

Bertolucci nos regala el viaje de Kit. Son cuarenta minutos finales repletos de narrativa cinematográfica. Sólo bastan las imágenes, los gestos, los sonidos, las miradas... para saber qué le está pasando a Kit. Su transformación, su viaje interior...transparente al espectador. Kit frente a su soledad. El espectador frente a la soledad de Kit, frente a su propia soledad.

Otro triángulo en el cine de Bertolucci. Como JULES ET JIM, esta vez, en arenas africanas. El desierto, sinónimo de soledad, lo abarca todo. Port lo vive, Kit lo descubrirá y Tunner lo evitará. Cada uno elige el camino que conoce, que quiere, que puede...pero, siempre, bajo la protección del cielo.

Critica de "El cielo protector" publicada el 2008-02-12
Ver más críticas de José Antonio Bermúdez