ir al especial

Crítica de The Last Man on Earth

"

Vista poco después de la reciente nueva versión, 'The Last Man on Earth' resiste como única adaptación fiel al espíritu de la novela, con todos sus defectos y anacronismos."

 


Plissken por Plissken


cartel de The Last Man on Earth

Director: Ubaldo Ragona
Estreno: 1964-03-08
Genero: Terror

¿Hay alo mas "B" que una serie "B" con Vincent Price? Pues sí: una serie "B" con Vincent Price rodada en Italia. 'The Last Man on Earth' fue el primer intento de adaptar la magnífica (y ahora archiconocida) 'Soy Leyenda' de Richard Matheson, allá por los años 60. Lo que iba a ser una producción de la Hammer (¿se imaginan?) pasó a ser un subproducto de sus asociados americanos (entre ellos el Zar de la Serie B, Samuel Z. Arkoff), que llevaron la producción a Italia, cosa bastante frecuente entonces. Lo curioso es que con un puñado de dólares, un guión tan fiel como convencional y el bueno de Price al frente del elenco, consiguieron hacerle más justicia al original que los dos siguientes y millonarios proyectos. O precisamente debido a ello.

Esta vez, la trama admite pocas variantes: Robert Morgan (¿por qué Morgan y no Neville?) es el último hombre sobre la faz de la tierra: un científico que no pudo descubrir la cura para una enfermedad que primero mataba y después convertía en vampiros a toda la población mundial. Tras tres años de liquidar monstruos de día y soportar los aullidos de las criaturas de noche, Morgan está al borde de la desesperación. Es entonces cuando descubre que no está solo.

Ubaldo Ragona (según el IMDB ayudado por Sidney Salkow) dirige la que sería su obra maestra (cosa nada difícil si miramos su filmografía) con cierto pulso y grandes dosis de ingenuidad. Sin embargo, el film sale airoso aún con el paso de los años apoyado en los puntos fuertes del relato de Matheson (la desesperación de ser el único hombre en la Tierra, la inversión de papeles del final del relato, la reflexión sobre el mito vampírico) y en el siempre solvente Price, que alterna momentos en "piloto automático" con otros en los que se ve claramente de dónde sacó la inspiración Will Smith para su buena interpretación. Llama la atención el certero uso del flashback a mitad de la película, con la intención de dar un origen a la plaga y, de paso, humanizar a sus víctimas de cara al último tercio de la historia. Y por supuesto, es de agradecer el esfuerzo de cara al realismo que hicieron al colocar cadáveres en las calles (no como en el aséptico nuevo remake) o al sugerirnos esa enorme fosa común donde arden los infectados.

En la parte negativa es imposible obviar un par de matices, por mucho cariño que inspire el conjunto. El primero, y más palpable, es lo naïve de la puesta en escena. Es verdad, tiene su encanto "camp", pero el bueno de Ben Cortman y su horda de criaturas nunca parecen ser especialmente letales, y no digamos ya inteligentes. Todo esto (así como otras cosas sin importancia, como la inmunidad al virus de Morgan) queda explicado en el otro punto negro, que es la tremenda precipitación de la segunda mitad de la película, en la que el pobre Morgan pasa por casi todos los estados posibles en apenas diez minutos. Quizá un tijeretazo al flashback no habría venido mal, eso o veinte minutos más. Pero estamos hablando de serie "B", y el tiempo es oro.

Capítulo aparte merece el tratamiento que 'The Last Man on Earth' da a sus criaturas infernales. Estamos en 1964, cuatro años antes de que el terremoto Romero cambiara la faz del cine de terror para siempre, y que me cuelguen si Ben Cortman y sus desdichados compinches no son los papás de los desagradables comehígados de George A. Es sorprendente cómo los códigos de un género pudieron cambiar tanto en tan poco tiempo.

Vista poco después de la reciente nueva versión, 'The Last Man on Earth' resiste como la única adaptación fiel al espíritu de la novela de Richard Matheson, con todos sus defectos y anacronismos. La gran pregunta sigue en el aire: ¿Por qué Morgan y no Neville? Un 6.

lo mejor Lo mejor de "The Last Man on Earth"...

Vincent Price, la fidelidad al original y lo apropiado de sus flashbacks.

lo peor Lo peor de "The Last Man on Earth"...

Va a toda velocidad. A ratos es demasiado ingenua. ¡Y el protagonista se apellida Morgan!

Critica de "The Last Man on Earth" publicada el 2008-02-12
Ver más críticas de Plissken




Película del Especial "Vincent Price"
"Poseedor de una inconfundible voz , Vincent Price nos dejó un gran legado a aquellos fanáticos del cine más inclinados por el género fantástico y de terror" por Christian Sandoval
  Ir al especial Vincent Price