Crítica de Reservoir dogs

 
"

Una obra maestra de hora y media llena de violencia, humor negrísimo, geniales recursos cinematográficos, soberbias actuaciones, brillantes diálogos y una banda sonora típicamente tarantiniana. Esto es cine. "



Más criticas de Reservoir dogs



Diego Oliver por Diego Oliver
RSS: suscribir a RSS



cartel de Reservoir dogs
ver cartel

Director: Quentin Tarantino
Estreno: 1992-05-23
Genero: Acción



Ocho tipos desayunando en un bar cualquiera de los EE.UU. Seis de ellos con camisa blanca, traje y corbata negras, uno de ellos en chándal, con la camisa abierta y colgante al cuello, y un abuelete aparentemente senil hojeando una agenda y desvariando acerca del puto Charlie Chan. Divagando sobre Madonna, miembros viriles, programas de radio y la conveniencia de las propinas y su relación directa con el sistema educativo norteamericano, justo antes de perpetrar el más famoso atraco fallido de la historia del cine...Así comienza un viaje de más de hora y media lleno de violencia (para nada gratuita), humor negrísimo, geniales recursos cinematográficos, soberbias actuaciones, brillantes diálogos y una banda sonora típicamente tarantiniana.

Quentin Tarantino es el culpable de este inmejorable ejercicio de cine negro totalmente impregnado de su particular estilo. Un estilo forjado en ésta, su ópera prima, y que le acompaña desde entonces, en menor o mayor medida, en su carrera hasta hoy día. Pocos directores consiguen en sus primeras experiencias una película tan digna de disfrutar con la intensidad, crudeza y dramatismo que rodean a "Reservoir Dogs".

Uno de los aspectos que más me atrajo de esta película es el sentido del humor que la envuelve. Quizás durante los primeros visionados es difícil distinguirlo entre las atmósferas de tensión y brutalidad que se superponen, pero está ahí, muy presente. Ya desde el inicio, con esos diálogos irrelevantes y distendidos en torno a una mesa acerca de las fuentes de inspiración de Madonna (teoría del Sr. Marrón incluida), las paranoias del Sr. Rosa a la hora de dejar propinas y la discusión entre Joe y el Sr. Blanco por la agenda del primero, uno no puede sino reír.Es un tipo de humor encubierto, camuflado, casi intangible, que desde esa escena inicial se prodiga a lo largo de todo el film, y también sorprendente, que aparece cuando nadie se lo espera, y te sacude. Nadie contempla la posibilidad de reirte en un contexto de tal tensión y violencia, y sin embargo Tarantino lo consigue. Las frases irónicas, los diálogos ofensivos a la par que tremendamente divertidos y las situaciones esperpénticas se erigen en los elementos situados estratégicamente para extraernos esa sonrisa a la que le cuesta salir debido al alto voltaje de la película.

Muchos fueron los que tacharon a "Reservoir Dogs" de película extremadamente violenta, aún sin darle ni una sola oportunidad. Para nada hay un uso gratuito de la violencia en esta historia. Es una historia de cine negro, que narra las tesituras en las que se ven envueltos un grupo de atracadores y las difíciles situaciones a las que se ven sometidos cuando su plan fracasa. Definitivamente, la violencia aquí no es para nada gratuita y si mucho mas justificada que en infinidad de películas norteamericanas. Lo que ocurre es que Tarantino aquí se limita a contar una historia, y no pretende dotarla de ninguna moraleja final y menos aun de patriotismo. Gran parte de la sociedad norteamericana la condeno por eso: no están preparados para disfrutar simple y llanamente de una historia, y en su cabeza no cabe la idea de que un director jalone una historia con tiroteos, asesinatos, sangre y violencia en definitiva, sin que luego un final de gran carga ética lo justifique. Señores, esto es cine, se cuentan historias, y no todas las historias tienen final feliz. Pero claro, si pueden justificar una película donde Rambo masacre a montones de chinitos con tal de rescatar a "su" coronel...

Una de las escenas más recordadas es, paradojicamente, una escena que no se vislumbra en la pantalla. El punto culminante de la tortura del Sr. Rubio con el policia: un afeitado bastante apurado... En ese momento, la cámara se gira hacia la izquierda, hacia la rampa del almacén, y no volvemos a saber nada del poli y su oreja hasta que la camara vuelve a enfocar al genial Michael Madsen, oreja en mano. Anotése usted un tanto, señor Tarantino, por tan tremenda herramienta cinematográfica, que nos hace tener en mente escenas que jamás veremos. Además, esto se repite tambien varias veces a lo largo de la película, ya que jamás vemos como se lleva a cabo el atraco, por que fracasa, la huida de los personajes, como el Sr. Rubio secuestra al policia....etc. Sabemos de muchas de estas situaciones por los diálogos de los personajes, y merced a ellos nos hacemos una idea muy tangible de lo que ocurre sin tener que llegar a verlo.

Y si hablamos de aciertos a la hora de usar mecanismos y herramientas para la construcción del film, la estructura narrativa es de lo más brillante y pilar de la originalidad y frescura de "Reservoir Dogs" Hay una distribución totalmente desordenada a propósito de los "capitulos" en los que se divide la película, lo que a veces ha llevado a la gente a confundir ese orden a modo de laberinto con flashbacks, cuando este tipo de recurso no asoma en pantalla en ningún momento, solo acaso cuando el Sr. Rosa narra como había conseguido huir de la poli. Esa forma de plantearnos primero las respuestas, y luego las cuestiones se constituye en todo un acierto. No todo va a ser rutinario y lineal, y sin duda el resultado es espectacular. Tanto, que no concibo la película contada en otro orden que no sea el que Tarantino maquinó de forma tan inteligente.

Al hablar de la banda sonora, tenemos que hablar de un todo con el film. La banda sonora esta totalmente constituida por las canciones que los personajes van progresivamente escuchando: en la cafetería, en la radio de sus autos, en los bares, en el almacén...Temas como "Little Green Bag" de The George Baker Selection (impecable ritmo para el desfile de los personajes a la salida del desayuno) , "Stuck in the middle with you" de Stealer’s Wheel (para siempre asociada a Michael Madsen y su navaja de afeitar) , "I Gotcha" de Joe Tex, "Hooked on a feeling" de Blue Suede o "Coconut" de Harry Nilsson estan ya para siempre en mi memoria y es totalmente inevitable que desprendan un fuerte aroma a gafas Ray-Ban y almacén cubierto de sangre y gasolina.

En definitiva, más de 16 años disfrutando de una de las películas mas grandes de la historia del cine, original a rabiar. Imprescindible, porque observar la lealtad del Sr.Blanco, la profesionalidad del Sr. Rosa, el juego del Sr. Naranja y su agonia, la boberia del Sr. Marrón y la escalofriante actitud psicópata del Sr. Rubio merecen la pena. Gracias Quentin.


Critica de "Reservoir dogs" publicada el 2008-02-18
Más críticas de Diego Oliver