ir al especial

Crítica de La Invasión de los Zombies Atómicos

"

Coproducción hispano italiana con el típico planteamiento de las pelis de terror zombi, pero hecha de forma tan estúpida que provoca más risas que miedo."

 


Cecil B. Demente por Cecil B.


cartel de La Invasión de los Zombies Atómicos

Director: Umberto Lenzi
Estreno: 1980-12-11
Genero: Terror

“Los pasajeros de un avión en el que viaja un importante científico nuclear son sometidos a una radiación que los convierte en zombis sedientos de sangre humana.”

Coproducción hispano italiana con el típico planteamiento de las pelis de terror zombi, pero hecha de forma tan estúpida que provoca más risas que miedo, aunque quién sabe qué le pasa por la cabeza a un director como Umberto Lenzi, que ha basado la mitad de su obra en la antropofagia.

Cuanto más avanza la acción más alucinante se vuelve la cosa, hay un mal uso constante de la jerga militar y científica y en media hora se pueden llegar a pinchar más tetas que en veinte capítulos de Nip/Tuck.

También está el puntazo de poder ver a nuestro Paco Raval interpretando al Mayor Warren Holmes de las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos. Ya se sabe lo que pasa con estas películas que, aunque se supone que transcurren en Washington o una capital americana similar, los militares parecen todos salidos de Medina del Campo y no se ve ni un puto rascacielos por ningún lado.

¿Pero qué diferencia hay entre un zombi normal y uno atómico? Pues que el atómico es zombi de barrio marginal, ha crecido en la Vallecas del mondo zombie y gasta muy mala hostia. Va por ahí en pandillas de diez o más zombis armados hasta los dientes, degollando a todo tío que se cruza en su camino y rebanándole las tetas a las gachís (y es que al parecer hay dos plagas: la de zombis atómicos y la de busconas sin sujetador). También se diferencian del zombi normal porque a estos parece que los haya cocinado Susan Meyer, ¡qué asquito dan los condenados! Yo creo que si Jordi González se quedase dormido un día en el solarium, probablemente despertaría así.

La frase: “Díos mío, es increíble. ¡Es absurdo!”

La frase 2: “Es espantoso, ¿Cómo puede suceder algo semejante?”

La frase 3: “Díos se apiade de nosotros.”


Critica de "La Invasión de los Zombies Atómicos" publicada el 2008-02-21
Ver más críticas de Cecil B. Demente




Película del Especial "Lo mejor (con perdón) del cine de Serie Z"
"Películas sin complicaciones y con aún menos ambiciones" por Ivan R. Gonzalez
  Ir al especial Lo mejor (con perdón) del cine de Serie Z