Crítica de La guerra de Charlie Wilson

"

La Guerra de Charlie Wilson es una comedia que satiriza con mucha mala leche el sistema de gobierno estadounidense, además de ser una feroz crítica a la política exterior de la primera potencia del mundo y su continua ingerencia en el resto de países"

 


Francisco Bellón por Francisco Bellón


cartel de La guerra de Charlie Wilson

Director: Mike Nichols
Estreno: 2008-02-22
Genero: Drama

Pocos guionistas en todo el mundo son capaces de igualar la habilidad que tiene Aaron Sorkin para escribir acerca de los entresijos del gobierno estadounidense, y para los incrédulos ahí está esa fabulosa serie de televisión llamada El Ala Oeste de la Casa Blanca, quizás el mejor documento que muestra el funcionamiento de un hipotético gobierno norteamericano.

Pero el mérito de Aaron Sorkin es aún mayor en La Guerra de Charlie Wilson, porque como bien reza una de sus frases promocionales, se trata de una historia tan disparatada que sólo puede ser cierta. Y es que el film arremete con ironía, sarcasmo y generosas dosis de mala leche, contra el sistema de gobierno norteamericano y el equilibrio de poder y los extraños compañeros de cama que se dan en el mismo. La metáfora sobre el maestro zen es sencillamente fabulosa, y es que en unas pocas palabras Sorkin resume todo el mensaje de la película: “ya se verá”. Mike Nichols plasma a la perfección el espíritu del guión de Sorkin, y da a la cinta un ritmo endiablado, en el que a veces cuesta asimilar las frases, réplicas y contrarréplicas de los distintos personajes (algo conocido para todos los que hayan visto El Ala Oeste…). A la habilidad de Nichols se une el trabajo de unos actores en estado de gracia, especialmente un recuperado Tom Hanks (su mejor papel e interpretación en años) y un extraordinario Philip Seymour Hoffman.

La Guerra de Charlie Wilson es una comedia que satiriza con mucha mala leche el sistema de gobierno estadounidense, además de ser una feroz crítica a la política exterior de la primera potencia del mundo y su continua ingerencia en el resto de países.

Charlie Wilson no es el típico congresista   Gust Avrakotos, un espía con un carácter muy especial   Charlie Wilson busca noticias sobre Afganistán   Joanne Herring es una activista en pro de la causa afgana

Joanne Herring atrae a Charlie Wilson para su causa   Charlie Wilson y Gust Avrakotos preparan un plan para ayudar a los afganos   Charlie Wilson se entrevista con el Presidente de Pakistán

Charlie Wilson se rodea de bellas mujeres en su oficina   Charlie Wilson es un mujeriego empedernido   Charlie Wilson visita los campos de refugiados afganos

Charlie Wilson y Gust Avrakotos buscan financiar a la guerrilla afgana   Charlie Wilson, preocupado por la causa afgana

Charlie Wilson recibe el reconocimiento de la CIA por sus esfuerzos


lo mejor Lo mejor de "La guerra de Charlie Wilson"...

El guión de Aaron Sorkin.

lo peor Lo peor de "La guerra de Charlie Wilson"...

Que algunas personas no vean más allá de su humor.

Critica de "La guerra de Charlie Wilson" publicada el 2008-02-21
Ver más críticas de Francisco Bellón


Otras criticas de La guerra de Charlie Wilson

Ver todas las críticas de