ir al especial

Crítica de Cyrano de Bergerac

"

Todo el amor que desprende esta película debe ser elogiado, por eso dedico esta crítica a un personaje cuya nariz le tiene preocupado, un ser que no necesita presentación ya que sus palabras no son en vano."

 


elprimerhombre por elprimerhombre


cartel de Cyrano de Bergerac

Director: Jean Paul Rappeneau
Estreno: 1990-02-28
Genero: Drama

Elprimerhombre se siente desvalido y apocado, como si alguien le hubiera robado el secreto más preciado. ¿Será por el desgarrador relato que ha presenciado? Quizás, porque ni un alma puede permanecer impasible ante tanto amor despreciado. Un ser con un don tan bello debería ser premiado con algo más que un halago.

Todo el amor que desprende esta película debe ser elogiado, por eso dedico esta crítica a un personaje cuya nariz le tiene preocupado, un ser que no necesita presentación ya que sus palabras no son en vano. Sí, señores, es Gascón, más conocido como CYRANO DE BERGERAC.


Tras esta larga introducción no me queda mucho que decir, salvo que, si no es mucho pedir, me acompañen hasta el final del comentario, ya que intentaré aportar algo más que sea de su agrado.


Tan heroico personaje merece una dirección memorable, por eso sus dulces palabras son acompañadas por leves balanceos de la cámara, como si flotaran en el aire. Cada momento tiene un punto de inflexión muy bien marcado, igual que hace Cyrano articulando un leve murmullo o imponiéndose con una voz solemne, capaz de embaucar a cualquier ser humano.


Y, reconozcámoslo, la belleza interior nunca será como la belleza exterior. Me río de que “lo que cuenta es el interior de la persona”, si no que os lo diga el mismo Cyrano:


“NI EL CAPRICHO PUDO PERMITIRME DE SER AMADO POR LA MÁS FEA. ESTA NARIZ, QUE LLEGA UN CUARTO DE HORA ANTES DE QUE SE ME VEA, LO PROHÍBE”

 

Un saludo!


Critica de "Cyrano de Bergerac" publicada el 2008-02-28
Ver más críticas de elprimerhombre




Película del Especial "Cine con mayúsculas"
"Clásicos inmortales del séptimo arte" por Emilio Calvo de Mora
  Ir al especial Cine con mayúsculas