Crítica de Pozos de ambición

"

Paul Thomas Anderson considera que para hacer una película de autor a la americana hay que cansar durante dos horas y media y tener a un buen actor como Daniel Day Lewis pasándose de rosca cada dos por tres."

 


Israel Yojimbo Nava por Israel Yojimbo


cartel de Pozos de ambición

Director: Paul Thomas Anderson
Estreno: 2008-02-15
Genero: Drama

Como la mayoría de los directores sobrevalorados que aún encima se lo creen, Paul Thomas Anderson considera que para hacer una película de autor a la americana hay que cansar durante dos horas y media y tener a un buen actor como Daniel Day Lewis pasándose de rosca cada dos por tres.

Pozos de ambición no es distinta de Magnolia en esos aspectos. Suelen ser películas con ciertos rasgos atractivos en la dirección de actores y en la puesta en escena pero no dejan de ser esfuerzos por destacarse fuera de Hollywood. Y en ambos casos provocan que la paciencia del espectador llegue a mínimos peligrosos.

Esta película, si no se puede considerar lenta, tiene un ritmo que intenta acompañar al pionero de la historia, un hombre trabajador pero odioso, cegado por la ambición y totalmente asocial. Un largo camino que recorre este personaje por su única virtud: la perseverancia por conseguir petróleo.

Una música totalmente alejada de la banda sonora tradicional, más cercana a experimentos "pendereckianos", acompaña a esta tortuosa historia de negros deseos y fanatismos religiosos a la par que económicos. Una música que acompaña a los desvaríos de una historia que se quiere convertir, cayendo en el exageración, en una metáfora de la América del petróleo y de la religión, una tierra peligrosa y salvaje.

Si bien Day Lewis es un valor de producción que trae buen nivel interpretativo a la película en la que participa, se le puede echar en cara la sobreactuación en muchos momentos, así como el haber forzado su voz, adecuada para el personaje.

Mención especial para un Paul Dano soberbio, una auténtica bomba interpretativa; el reparto está bien dirigido y aporta la tensión suficiente en todos ellos para una historia de este calibre.


lo mejor Lo mejor de "Pozos de ambición"...

El incendio del pozo de petróleo.

lo peor Lo peor de "Pozos de ambición"...

Excesivamente e innecesariamente larga.

Critica de "Pozos de ambición" publicada el 2008-03-28
Ver más críticas de Israel Yojimbo Nava


Otras criticas de Pozos de ambición

Ver todas las críticas de