Crítica de Retratos del más allá (Shutter)

"

No sólo no ofrece ni una sóla secuencia original o, en su defecto, algún instante mínimamente perturbador, sino que repite en varias ocasiones los mismos efectismos. El peor remake en lo que llevamos de año, que ya es decir."

 


Oscar Martínez por Oscar Martínez


cartel de Retratos del más allá (Shutter)

Director: Masayuki Ochiai
Estreno: 2008-04-11
Genero: Terror

Dirigida por Masayuki Ochiai y protagonizada por Joshua Jackson, Rachael Taylor, Megumi Okina, David Denman y John Hensley, Retratos del más allá es un nuevo remake de una película de terror asiático, en este caso de la producción tailandesa de 2004 Shutter.

La película cuenta la historia de una pareja de recién casados, Ben y Jane, que pasan su luna de miel en Tokio a causa del trabajo de éste, fotógrafo. Una vez llegan allí, creerán atropellar a una joven en mitad de la noche, y a partir de ese momento comenzarán a ver imágenes de fantasmas en sus fotos.

Este 2008 se ha iniciado con una verdadera batería de remakes de terror asiáticos, a cual peor, que han llevado hasta nuestras carteleras títulos como The eye (visiones) y Llamada perdida, calcos plano a plano de sus homónimas orientales producidos con el único objetivo de repetir el éxito obtenido por los títulos originales en formato doméstico en el Box Office internacional.

Retratos del más allá, por desgracia, no es una excepción.

De hecho, es todo lo contrario: todo un compendio de clichés sin fuerza ni estilo. Y es que, a pesar de la dudosa calidad de las películas anteriormente citadas, un servidor no se había visto hasta el momento en la situación de pedir la hora a mitad de metraje, cosa que sí ha sucedido con Retratos del más allá.

Copy/paste de secuencias aleatorias de The ring, Llamada perdida y La maldición, Retratos del más allá vuelve a servirse, por un lado, de la tecnología cotidiana como conductor del terror, en este caso las cámaras fotográficas (llámense teléfonos móviles, llámense cintas de video, llámese internet), y por otro, de unos ya cansinos espíritus que buscan su particular vendetta, dos oasis de originalidad en el género de terro en los últimos años que la sobreexplotación cinematográfica se ha encargado de extingir.

De este modo, Retratos del más allá no sólo no ofrece ni una sóla secuencia original o, en su defecto, algún instante mínimamente perturbador, sino que repite en varias ocasiones los mismos efectismos, como siempre, ensordeciendo puntualmente al espectador y sumergiéndolo en un soporífero tedio a causa de un guión relamido que nos deja no pocas incongruencias y, en líneas generales, un producto que se antoja insoportablemente cansino a pesar de sus escasos ochenta y cinco minutos de duración.

El peor remake en lo que llevamos de año, que ya es decir.