Crítica de Las 13 Rosas

"

Una película que conecta con el espectador honesto y abierto a la reconciliación con el cine español."

 


Israel Yojimbo Nava por Israel Yojimbo


cartel de Las 13 Rosas

Director: Emilio Marínez-Lázaro
Estreno: 2007-10-19
Genero: Drama

Que el cine español actual ha inoculado al espectador patrio el virus de la caspa, el sectarismo y la mala calidad es innegable. El alto porcentaje de los espectadores que gastan 7 euros y salen aburridos o cabreados de ver un film español confirma el bajón en el apoyo al cine subvencionado.

Sin embargo toda mala experiencia nos debe hacer más críticos pero también mejorar nuestro olfato, y no creo equivocarme si os digo que esta película no es del todo mala, sobre todo para haber esperado de ella una nueva historia de injusticias franquistas. Y para que nadie se lleve a engaño, la historia se ha orientado más a contar el fusilamiento de unas jóvenes para reafirmar lo macabro de la dictadura (de todas, en realidad). No inciden demasiado en su afiliación política y su activismo, que por aquella podría ser una justificación más para el régimen y su decisión de asesinarlas.

En cualquier caso se ha orientado la película de una forma más personal que política o histórica, tratando de darle protagonismo a un elenco interesante de actrices. El encefalograma plano de algunas películas españolas respecto a la Guerra Civil y el Franquismo de nuevo queda en evidencia al aportar este film varios personajes y escenas tiernas y algo originales. Es decir, algo que seguramente en otras ocasiones no hemos visto.

A pesar de un "famosete" elenco masculino, el protagonismo se lo llevan las mujeres, empezando por una gloriosa Pilar López de Ayala en un papel completo y distinto al de las demás jóvenes y terminando por una sosa Nadia de Santiago a medio camino entre la infancia y la adolescencia.

Una dirección artística muy decente, una música estándar del siempre estándar Roque Baños y una fotografía impecable completan una película recomendable. Una película que conecta con el espectador honesto y abierto a la reconciliación con el cine español.