ir al especial

Crítica de Pan, amor y fantasía

"

Aún siendo una comedia deliciosa, el mérito de "Pan, Amor y Fantasía" es la habilidad de Comencini para desarrollar aspectos realistas que sitúan la trama en su contexto histórico correcto: el de la posguerra y la miseria. "

 


Ethan por Ethan


cartel de Pan, amor y fantasía

Director: Luigi Comencini
Estreno: 1953-04-09
Genero: Comedia

"Pan, Amor y Fantasía" se trata de un título fundamental de la llamada comedia "a la italiana". La película gozó, en su día, de un éxito sin precedentes en el género y, a pesar de su carácter costumbrista, aún puede verse con agrado.

Y es que son muchos los atractivos que tiene esta cinta de Luigi Comencini. De entrada, supuso el inicio de lo que se dio en llamar el "Neorrealismo Rosado"; movimiento que englobaba largometrajes realistas, o que más bien utilizaba algunos esquemas de la corriente cinematográfica nacida con filmes tales como "Roma, Ciudad Abierta" (Roma, Citta Aperta de Roberto Rossellini, 1945) o "El ladrón de bicicletas" (Ladri di biciclette de Vittorio de Sica, 1948), para darles un sentido más popular; y más comercial.

El propio De Sica, que como director había conseguido ya el reconocimiento de la crítica, alcanzó el punto más alto de su carrera como actor gracias a este entrañable filme. Aquí interpretaba el papel del inolvidable comandante Carotenuto, un oficial de los carabinieri que acababa de llegar a un pueblo imaginario (Sagliena) de la profunda Italia. Más que la incertidumbre de ver como resolvía los problemas de los ciudadanos importaba su condición personal: soltero y sin compromiso. Aunque el personaje se empeñaba en demostrar no estar interesado en casamiento alguno, lo cierto es que la trama central descansaba en la búsqueda de la esposa adecuada.

Varias eran las candidatas. Por un lado "La Bersagliera" (Gina Lollobrigida, en el personaje que le abriera las puertas del cine americano), una joven pizpireta, pero inocente, que era la comidilla de todo el pueblo por su descaro y belleza; por otro lado la comadrona Annabella (estupenda Marisa Merlini en su mejor papel), una madre soltera, más adecuada en edad para Carotenuto.

Era inevitable que el toque picante de De Sica -muy creíble como viejo verde- y la exultante belleza de la Lollobrigida, sentada a horcajadas de su mula, proporcionaran los mejores momentos de la cinta.

Aún siendo una comedia deliciosa, el mérito de "Pan, Amor y Fantasía" es la habilidad de Comencini para desarrollar los aspectos realistas citados al principio. Lo consigue distribuyendo estratégicamente varias escenas a lo largo del metraje que sitúan la trama en su contexto histórico correcto: el de la posguerra y la pobreza. Así, en el arranque, De Sica se interesa por lo que está comiendo un hombre con un bocadillo en la mano, éste le contesta con resignación: "Pan, con fantasía", refiriéndose a que el pan, salvo la miga, no lleva nada dentro; en otra inolvidable secuencia, la del enfrentamiento entre "La Bersagliera" y su madre, la primera llora desconsolada cuando su madre le obliga a casarse con el carabinero Riso, más adelante la madre reconoce su error y le dice "perdona hija es culpa de esta miseria".

La película tuvo varias secuelas: "Pan, Amor y celos", "Pan, Amor y..." y "Pan, Amor y Andalucía". La verdad es que ninguna llegó a la altura de la primera. ¿La razón?, puede que no dieran con la receta adecuada, aquella que consigue una perfecta mezcla entre el sabor dulce de la comedia con el amargo del drama.


Critica de "Pan, amor y fantasía" publicada el 2008-04-09
Ver más críticas de Ethan


Otras criticas de Pan, amor y fantasía

Ver todas las críticas de



Película del Especial "Cine Italiano"
"Desde sus inicios es muy semejante al Cine Español pues históricamente han ido de la mano compartiendo preocupaciones históricas e incluso en la actualidad pugnando por ser, de nuevo, un cine de referencia en Europa." por Ana Belén Pacheco
  Ir al especial Cine Italiano