Crítica de Batman returns

"

Batman returns, uno de los mayores despropósitos de aquella década, es el perfecto ejemplo de la Imagen esteticista que busca crear la belleza desde el criterio autocomplaciente y la búsqueda de lo extraño por el mero hecho de serlo."

 


José A. Peig por José A.


cartel de Batman returns

Director: Tim Burton
Estreno: 1992-08-05
Genero: Acción

Supuso la destrucción del espíritu que le confirió la claridad al film de 1989 para que Tim Burton pudiera jugar con sus caprichos escenográficos o - a partir de un ámbito de comprensión más condescendiente y producto del actual criterio respecto a un cineasta que con el paso de los años ha demostrado su talento en momentos puntuales, véase, por ejemplo, Ed Wood - la deconstrucción de aquella con el objeto de reformular la expresión del hombre murciélago a la hora de integrarlo en un grotesco universo circense mucho más amplio, sin otro motivo que la libérrima imaginería visual de su autor. La consecuencia es una narración deslavazada al servicio de un expresionismo gratuito.


Batman returns, uno de los mayores despropósitos de aquella década, es el perfecto ejemplo de la Imagen esteticista que busca crear la belleza desde el criterio autocomplaciente y la búsqueda de lo extraño por el mero hecho de serlo en cuanto a su acumulación de elementos "freaks". Además, la pretensión de desarrollar (narrar) una mirada tragicómica en torno a los seres extraños, solitarios, dementes, evidencia el mecanicismo y la arbitrariedad en el manejo de personajes y situaciones. Un Tim Burton ensimismado en la plasticidad de sus imágenes, descuidando el desarrollo de los personajes (absolutamente toscos y unidimensionales), sin articular esa mirada entrañable que se palpa en la pretensión con el conjunto escénico, ni la debida coherencia y claridad en la exposición de la historia narrada.

Critica de "Batman returns" publicada el 2008-08-05
Ver más críticas de José A. Peig


Otras criticas de Batman returns

Ver todas las críticas de