ir al especial

Crítica de Mi nombre es Harvey Milk

"

Provocadora y controvertida, Mi Nombre es Harvey Milk es una película con altibajos que no pasa del mero retrato hagiográfico cuya máxima virtud es el gran trabajo de todos sus intérpretes, destacando por encima de todos Sean Penn y Josh Brolin"

 


Francisco Bellón por Francisco Bellón


cartel de Mi nombre es Harvey Milk

Director: Gus Van Sant
Estreno: 2009-01-09
Genero: Drama

Resulta poco menos que espeluznante comprobar cómo, a pesar de que todos tenemos la impresión de vivir en una sociedad moderna que ha evolucionado lo suficiente para dejar atrás la intolerancia y muchos arcaicos prejuicios, los discursos de ciertos sectores conservadores sean prácticamente idénticos a los pronunciados treinta años atrás.

Ésa es una de las principales reflexiones que provoca Mi Nombre es Harvey Milk, la nueva película de Gus Van Sant y una de las grandes favoritas de cara a los Premios Oscar de la Academia. La cinta, provocadora y agitadora, se encuentra a medio camino entre el cine social y de denuncia, y el biopic, por lo que el guión de Dustin Lance Black se ve profundamente limitado y coartado por los parámetros de ambos géneros. El retrato del icónico Harvet Milk no pasa de lo meramente hagiográfico, mientras que el personaje interpretado por un brillante Josh Brolin está muy desaprovechado, al poner más el acento en su pretendida ambigüedad sexual que en su psique y sus motivaciones. Con el siempre particular estilo de Gus Van Sant y un tono cercano a lo festivo que desentona con la historia que se quiere contar, la película tarda en arrancar y se entretiene de forma excesiva en algunos detalles personales, lo cual le resta intensidad y crea altibajos en el ritmo y la narración. Cuando el film se centra en la lucha política y en la reivindicación social es cuando éste adquiere su mayor entidad y fuerza. Pero por encima de todo, destaca la magistral interpretación de Sean Penn, aunque en algunas secuencias da la sensación de estar ligeramente forzado y pasado de rosca.

Provocadora y controvertida, Mi Nombre es Harvey Milk es una película con altibajos que no pasa del mero retrato hagiográfico cuya máxima virtud es el gran trabajo de todos sus intérpretes, destacando por encima de todos Sean Penn y Josh Brolin.


lo mejor Lo mejor de "Mi nombre es Harvey Milk"...

Sean Penn y Josh Brolin

lo peor Lo peor de "Mi nombre es Harvey Milk"...

No está a la altura de las expectativas creadas

Critica de "Mi nombre es Harvey Milk" publicada el 2009-01-11
Ver más críticas de Francisco Bellón


Otras criticas de Mi nombre es Harvey Milk

Ver todas las críticas de



Película del Especial "Cine de temática Gay"
"Puede que a estas alturas el Cine Gay debiera fusionarse con el cine “normal” y volver a clasificarse en comedia, drama, o incluso acción y ciencia ficción sin tanta complicación y cautela." por Ana Belén Pacheco
  Ir al especial Cine de temática Gay