Crítica de Cuarentena

"

una película bastante bien hecha, y que con todo y su calco tiene un par de virtudes propias no tan fáciles de desdeñar"

 


Hombre Lobo por Hombre Lobo


cartel de Cuarentena

Director: John Erick Dowdle
Estreno: 2009-01-09
Genero: Terror

Así que finalmente, y a pesar de todas mis reticencias iniciales, he ido a ver Quarantine (2008), la versión americana de REC (2007) que finalmente ha llegado a las carteleras de España. Confieso que fui con las expectativas muy bajas, justificadas por una campaña publicitaria abominable que no hacía sino resaltar las semejanzas que tiene esta película con el original de Paco Plaza y Jaume Balagueró. Me esperaba una aburrida repetición plano por plano de la original, pero finalmente he salido gratamente sorprendido. El director John Erick Dowdle, artífice de un trabajo similar llamado The Poughkeepsie Tapes (2007), ha conseguido una película bastante bien hecha, y que con todo y su calco tiene un par de virtudes propias no tan fáciles de desdeñar.

La estructura de la película es igual a la del original. Las sutiles diferencias que se encuentran no son a nivel de trama ya que esta es casi idéntica, pero aún así Quarantine hace lo posible por corregir los fallos de la cinta española en la que se basa, aún a costa de quitarle ciertos detalles curiosos en una búsqueda de hacerla más "digerible" como película (ya no está, por ejemplo, el tan comentado momento en el que se retrocede la cinta). Decíamos en su momento que los aspectos formales/técnicos de REC no se podían mejorar por ser una película extremadamente sencilla, y es así: aspectos como fotografía o movimiento de cámara siguen siendo iguales, pero este remake sí que mejora algunos aspectos puramente narrativos; toda la parte inicial en la jefatura de bomberos, por ejemplo, es más corta, mejor hecha (si hasta aprendí un par de cosas sobre los bomberos que no sabía) y mucho más amena, quizás porque la Angela Vidal de Jennifer Carpenter resulta mucho más simpática. También se acorta mucho la parte de las "entrevistas" en la mitad de la película, reduciendo así a casi nada el componente humorístico. El final también corrige uno de los puntos más criticados de la original al ser mucho menos explícito en cuanto a los orígenes de la plaga (¡la cinta de audio no suena!).

El señor Dowdle también parece darse cuenta de la principal virtud de la cinta en la que se basa al incluir escenas intensas de enfrentamientos con los zombis. A pesar de que el primer encuentro con ellos no es tan bueno como el de REC, esta versión prácticamente no deja descanso alguno, e incluso la cámara se convierte en un arma llegado el momento.

Con todo y sus virtudes, el principal problema de Quarantine, en todo caso, es el momento en el que llega, que le ha hecho perder frescura y ha terminado por relegarla a una película más. REC funcionaba porque en su momento no había muchos trabajos con lo cuales compararla, y esta versión sacrifica un tanto su ansias de "realismo" para ser más "película", algo que se nota no sólo en cuanto a su estructura narrativa sino también en cuanto al empleo de varios actores conocidos y otras tantas nacientes estrellas de la tele, además del siempre confiable Doug Jones. En fin, una versión pulida de la original destinada prinicipalmente a un público al cual por un motivo u otro no llegó la de Balagueró y Plaza. Aquellos que sí la hayan visto quizás no tengan necesidad alguna de comprobarlo, pues no encontrarán nada que les sorprenda.

Por cierto, casi olvido mencionar que Julio Fernández, productor de la original, también lo es de esta versión, así que igual todo se queda en casa.