Crítica de El ángel vestía de rojo

"

Es un batiburrillo donde el guionista deambula sus preferencias ideológicas a cada minuto, cosa que despista al espectador, aunque al final una cosa está más que clara, que la Guerra siempre se ceba en los civiles."

 


Iñaki Bilbao por Iñaki Bilbao


cartel de El ángel vestía de rojo

Director: Nunnally Johnson
Estreno: 1960-01-01
Genero: Drama

"En el año 1936, un día antes de comenzar la Guerra Civil Española, un joven sacerdote pierde la fe en la Iglesia al considerar que no está cerca de sus feligreses.
Al día siguiente debe tener los cinco sentidos en que no le detengan pues las tropas republicanas, tras destruir la catedral, le buscan como enemigo del pueblo.
También hay otro sacerdote, que posee una Santa Reliquia que el pueblo considera que el bando que la posea ganará la Guerra.
El joven sacerdote encuentra a una bella mujer y ambos se enamoran
".

 

Entretenida película que está considerada poco menos que maldita, al no haberla visto casi nadie en el momento de su estreno.
En cuanto a la calidad cinematográfica en sí, ello es inexplicable, pues no está nada mal. Ahora bien, si tenemos en cuenta la historia y cómo se desarrolla, es más comprensible.
La razón es que es un batiburrillo donde el guionista deambula sus preferencias ideológicas a cada minuto, cosa que despista al espectador, aunque al final una cosa está más que clara, que la Guerra siempre se ceba en los civiles, algo que, por desgracia, no ha cambiado un ápice, antes al contrario, cada año la matanza de civiles inocentes toma más importancia como elemento clave desestabilizador.
La película combina más bien que mal diversos géneros, como la intriga, con la búsqueda de la Santa Reliquia, o el drama pasional, de amor verdadero, entre el protagonista, un cura renegado y una chica de alterne con muy buen corazón.
También el género bélico, como tal, está presente, con los bombardeos de las tropas rebeldes a los civiles o las múltiples artimañas vengativas de las milicias republicanas, sobre todo hacia la Iglesia y los curas.
A veces es bastante profunda, y otras es incluso algo reaccionaria, con escenas que casi casi caen en el ridículo por lo exageradas que son.
En fin, que en líneas generales, no está mal, hace pasar el rato y las interpretaciones están bien, con una buena pareja protagonista, sobre todo Dirk Bogarde, plausible en su dolor interno y sus dudas existenciales.
El personaje del general republicano, a cargo del genial Vittorio de Sica, creado para su exclusivo lucimiento.
Buena fotografía en blanco y negro y conseguida ambientación.
Eso sí, los decorados cantan bastante.


lo mejor Lo mejor de "El ángel vestía de rojo"...

Tiene muy buenos momentos. La belleza de Ava Gardner, como siempre.

lo peor Lo peor de "El ángel vestía de rojo"...

Tiene momentos un tanto ridículos.

Critica de "El ángel vestía de rojo" publicada el 2009-01-27
Ver más críticas de Iñaki Bilbao