Crítica de El curioso caso de Benjamin Button

"

Muy sobrevalorada que aunque pretendan hallarle mil y un similitudes con Forrest Gump, no resulta para nada comparable. Un leve cambio en la voz, más un excelente maquillaje y vestuario fueron los que deslumbraron a la Academia en el caso de Pitt."

 


Sandra Ríos por Sandra Ríos


cartel de El curioso caso de Benjamin Button

Director: David Fincher
Estreno: 2009-02-06
Genero: Drama

Del mismo creador de Alien (1992), Seven (1995) y Zodiac (2007), nace esta historia basada en un relato de F. Scott Fitzgerald quien a su vez se inspiró en el gracias a la frase del escritor y humorista norteamericano Mark Twain (Creador de las Aventuras de Tom Sawyer): “La Vida sería infinitamente más alegre si pudiéramos nacer con 80 años y nos acercáramos gradualmente a los 18”. Desde que se pensó en este relato para ser llevado a la pantalla gigante, hubo muchas dudas por ser considerada una historia demasiado ambiciosa y fantasiosa, y la realidad es que a hoy después de haberla visto, doy razón a esos temores.

El caso de Benjamín Button resulta enormemente interesante y atractivo. Ver la vida en retroespectiva de un hombre nada común al nacer viejo y morir como un bebé es hasta cierta medida fascinante. El relato comienza de la mejor manera; similar a como inician los cuentos de hadas o quizás con cierta reminiscencia a la sensacional Titanic, una madre en su lecho de muerte empieza a narrar dos extrañas historias a su hija quien cautivada continúa leyéndolas en un viejo diario. Dos relatos que a gusto del espectador podrían bien enlazarse o verse en paralelo (primer fallo). Ésta es entonces, la estructura escogida por Fincher para permitirnos conocer la vida entera de este particular personaje. Su historia se divide en tres partes: Niñez/adolescencia, vejez y muerte que aunque van en ascenso, no ocurre así con su ritmo que decae de la mitad del metraje en adelante.

La cinta es un arduo ejercicio técnico por ambientar amplios y diversos contextos históricos reales. Hablamos de la finalización de la Segunda Guerra Mundial, del ataque a Pearl Harbor y el huracán de Katrina, lo que sin duda conllevaba a un proceso minucioso no solo en los elementos estéticos sino también los estructurales como la continuidad, que no fueron exactamente los más impecables en esta producción y que en últimas, son los que justificarían en parte la inmensa lluvia de nominaciones recibidas en los Oscar 2009. Un ejemplo de continuidad está el hecho de que Benjamín, en ciertas escenas, reiteraba que a pesar de tener cuerpo de joven conservaba su espíritu de viejo, y al final, reaccionó de manera totalmente contraria. El contexto cinematográfico es otra de las grandes debilidades. Según la página IMDB hubo varios fallos que incluyeron referencias anteriores o muy posteriores al periodo de tiempo histórico real señalado en la película.

En El Curioso Caso de Benjamín Button, el tiempo juega un aparente papel protagónico que poco o nada consigue afectar la vida del personaje principal, pues es más un distractor. Curiosamente a pesar de este largo viaje en el tiempo, no hay un viaje emocional profundo. La interpretación que hace Brad Pitt resulta plana e inexpresiva en la mayor parte de la escenas. El papel tiene una carencia de emotividad y fuerza interpretativa que no hace convincentes los sentimientos de amor que Benjamín experimenta por su madre, por el amor de su vida o por su hija. Y así también lo hace en otros de gran sensibilidad y fragilidad como la desaparición de un familiar o un amigo. No es tampoco de calificar la interpretación de Pitt como mala, pero si está a varios kilómetros de distancia de considerarse un papel brillante. En mi opinión, un leve cambio en su tono de voz, un excelente maquillaje y vestuario fueron los que lograron deslumbrar al Jurado de los Premios de la Academia. El resto de actuaciones como la de Cate Blanchett, Tilda Swinton y Jason Flemying son de trámite. Taraji P. Henson si logra sobresalir con un papel muy bien logrado y convincente que hasta el momento es lo mejor realizado por ella en las doce películas en las que ha participado, pero que a mi gusto y sin ver la totalidad de cintas nominadas, tampoco deberían alcanzarle para llevarse el premio a Mejor Actriz de Reparto.

El filme es interesante y en cierta medida novedoso, pero también fue sobrevalorado. El director pretendió darle una profundidad (que sin duda podría tenerla), pero nunca lo consiguió. Probablemente sea la reina en la ceremonia de los Oscar, pero para mi gusto las únicas categorías a las que debió estar nominado serían las de Mejor Maquillaje y Mejor Vestuario.


Critica de "El curioso caso de Benjamin Button" publicada el 2009-01-28
Ver más críticas de Sandra Ríos


Otras criticas de El curioso caso de Benjamin Button

Ver todas las críticas de