Crítica de Déjà Vu

 
"

Una película mala, enormemente decepcionante sobre todo en su realización. Se pasa de explicaciones, se olvidan de personajes y ni siquiera ofrece un espectáculo mínimamente digno."



Más criticas de Déjà Vu



Red Stovall por Red Stovall
RSS: suscribir a RSS



cartel de Déjà Vu
ver cartel

Director: Tony Scott
Estreno: 2006-12-01
Genero: Suspense



Cierto es que Tony Scott aun no ha volado tan alto como su hermano Ridley, pero yo siempre le he defendido como un más que interesante director. Alguien con personalidad para dirigir buenas cintas de acción. Lamentablemente me lo ha hecho pasar muy mal con cosas como ‘Días de Trueno’, ‘Top Gun’ o ‘Fanático’, pero me lo he pasado en grande con cintas como ‘Amor a Quemarropa’, ‘El Último Boy Scout’ o ‘Spy Game’, y films como ‘Enemigo Público’, ‘El Ansia’ y ‘El Fuego de la Venganza’ son dignos entretenimientos. Últimamente me decepcionó muchísimo con ese delirio visual titulado ‘Domino’, y cuando vi el trailer de ‘Déjà Vu’ pensaba que Scott volvía a sus buenos tiempos.

Porque si hay algo que destacar acerca de la última película de Tony Scott es que su trailer es perfecto, una obra maestra del montaje utilizando muy inteligentemente el argumento del film en la construcción del propio trailer. No me cansaba de verlo y desde luego metía muchas ganas de ver la película, bueno, como prácticamente todos los trailers, pero éste en particular sobresale por encima de la media. Así pues, el pasado Viernes, feliz y contento, me fui al estreno de ‘Déjà Vu’, y después de dos horas largas de metraje salí con una cara de perplejidad que aún me dura. Y es que esta película parece la confirmación de que el señor Tony Scott está perdido, y nada hace prever que algún día vuelva a encontrar el camino.

Hablar del argumento de ‘Déjà Vu’ sería citar una enorme cantidad de incongruencias argumentales, que como bien se indica en los comentarios del post sobre la película realizado por mi compañera Beatriz, no deberíamos tener en cuenta, algo con lo que estoy de acuerdo hasta cierto punto. Pero vamos, podríamos decir que la película va de un terrorista chiflado que quiere volar un ferry y un policía que viaja en el tiempo trata de impedírselo, al mismo tiempo que se enamora de una mujer que muere en dicho atentado. Porque sí, porque al guionista le ha dado por ahí, ha leído en algún sitio que las grandes historias de amor son atemporales y se lo ha tomado al pie de la letra.

Todo lo que plantea la película ha sido visto mil y una veces en otros films de idéntica temática, o sea, de viajes en el tiempo. Sin embargo, esto no sería ningún defecto si todo lo narrado estuviera mostrado con un mínimo de credibilidad y seriedad, cosa que no ocurre en ningún momento. Es como si los propios guionistas del evento, Billy Marsilii y Terry Rossio, no creyeran en el material que tienen entre manos, y lo que es peor, que el señor Tony Scott no supiera poner en escena dicho material. La película es apresurada, con un ritmo irregular y no tomándose nada de tiempo para reflexionar sobre ciertos puntos de la historia, algo que le hubiera venido muy bien. Quizá esto es así porque de esta forma muchos espectadores no se darían cuenta de los enormes fallos que tiene el ridículo guión, por lo que a mi entender, el film trata un poco de tonto al sufrido público.

Hay dos momentos en el film en los que se pueden apreciar los errores de una manera escandalosa. Primero, la escena en la que al personaje de Denzel Washington le explican absolutamente todo lo referente a las posibilidades de viajar en el tiempo y si se puede cambiar el pasado o no. Dicha escena parece una comedia por lo ridícula que resulta, y además es demasiado larga, regodeándose en su propio defecto. El otro momento es bastante más largo, ya que podemos decir que es a partir de cierta intervención del personaje principal, la película va cuesta abajo a gran velocidad y termina estrellándose sin remedio. Se pasa de explicaciones, se olvidan de personajes y ni siquiera ofrece un espectáculo mínimamente digno.

Respecto a los actores decir que Denzel Washington está como siempre, o sea, protestando por todo. Jim Caviezel parece cambiar un poco de registro, aunque personalmente no me convence como ese terrorista mezcla de psychokiller y Rambo. Y quién desde luego está verdaderamente desastrosa es la actriz principal, Paula Patton, con un personaje nada dibujado a pesar de las horas y horas que se pasan observándola. Esto a mi juicio es desaprovechar enormemente alguna de las posibilidades de la historia. Algo que también ocurre en una escena de persecución ciertamente original, aunque sólo la idea, ya que la visualización por parte de Scott es de lo más endeble echando por tierra la que podría haber sido una de las persecuciones más espectaculares y sorpendentes de cuantas se han hecho.

En fin, una película mala, enormemente decepcionante sobre todo en su realización. Eso sí, insisto en que el trailer es una joya. Y por cierto, se titula ‘Déjà Vu’ como se podía haber titulado ‘Bocadillo de Jamón con Chorizo’ o ‘Persecución en el Tiempo’ o cualquier otra cosa, y es que ni siquiera hablan sobre los déjà vu, que tiene narices.

Critica de "Déjà Vu" publicada el 2006-12-04
Más críticas de Red Stovall