Crítica de El capitán del rey

"

El film tiene buenas escenas de acción, aunque estas no abunden, hecho que lastra un poquillo las posibilidades que tenía la cinta."

 


Iñaki Bilbao por Iñaki Bilbao


cartel de El capitán del rey

Director: Robert Z. Leonard
Estreno: 1955-01-01
Genero: Acción

"El duque de Branston está exterrminando a los hombres de confianza del rey Carlos, quien tras luchar con ayuda de ellos contra el cruel Cromwell, solo desea reinar en paz.
El duque posee una agenda con los nombres de todos los hombres ricos amigos del rey, a quienes poco a poco va asesinando y arrebatando sus haciendas y dinero.
Un día, sin embargo, un grupo de cuatro salteadores de caminos, le roban dicha agenda, aunque no saben de qué se trata en realidad.
Sin embargo, la aparición de la bella hija de uno de los hombres asesinados y que aparece en la agenda, hará que todo cuadre.
Los bandidos y la muchacha planificarán la caída del duque
".

 

 

Amena película de aventuras, poco vista me temo, a pesar de que está bien.
Tiene una preciosa fotografía, en Cinemascope nada menos y la banda sonora es buena.
El film tiene buenas escenas de acción, aunque estas no abunden, hecho que lastra un poquillo las posibilidades que tenía la cinta. No obstante, se pasa bien el rato y entretiene en todo momento.
En el ritmo se debe buscar, quizás, el motivo de que no sea mejor, pues es desigual, con una primera parte muy activa y otra por la mitad que resulta algo chocante, aunque curiosa. Me refiero a la escena, larguísima, de la huida del protagonista y su amigo, de las mazmorras en las que están presos. Se narra, con todo lujo de detalles, resultando muy creíble por tanto. Pero es demasiado larga, más de veinte minutos. Aquí, el director no emplea en modo alguno la elipsis, lo que no estoy seguro sea una buena idea. Pero está bien filmada dicha fuga, no cabe duda.


lo mejor Lo mejor de "El capitán del rey"...

Las escenas de acción.

lo peor Lo peor de "El capitán del rey"...

El ritmo, desigual.

Critica de "El capitán del rey" publicada el 2009-02-05
Ver más críticas de Iñaki Bilbao