Crítica de El curioso caso de Benjamin Button

"

El curioso caso de Benjamin Button es, ante todo, una bonita historia de amor y una fábula sobre la vida"

 


Raul Neovallense por Raul Neovallense


cartel de El curioso caso de Benjamin Button

Director: David Fincher
Estreno: 2009-02-06
Genero: Drama

La historia comienza en un hospital donde vemos a una anciana Daisy (Cate Blanchett) junto con su hija, Caroline (Julia Ormond). Se están despidiendo, puesto que bien saben ambas que ya le ha llegado la hora. Daisy le pide a Caroline que coja un libro de sus maletas y se lo lea, éste no es otro que un diario de alguien a quien amó con locura Daisy; en él está la historia de dicha persona y buena parte de su propia historia. A medida que avanza la misma, que Caroline va leyendo páginas, se da cuenta de todo lo que desconocía de su madre, de todos los momentos extraordinarios que vivió durante su vida, de todos los secretos que guardaba en lo más profundo de su corazón.
No son pocos los que han comparado El curioso caso de Benjamin Button (que está basado en un cuento de F. Scott Fitzgerald de idéntico título) con otra gran película como es Forrest Gump. Bien cierto es que Eric Roth también escribió el libreto del oscarizado filme de Robert Zemeckis, que tiene similitudes en el montaje y en la propia historia, o más bien en la forma de contar ésta y quizás también el juego con los apellidos; pero de ahí a afirmar que es un Forrest Gump 2 va un buen trecho, puesto que el film de David Fincher tiene personalidad propia, una estética diferente y unos personajes principales que para nada me recuerdan a los de la primera, aunque en lo que se refiere a los secundarios sí que se pueden ver ciertos parecidos (al menos yo la veo entre la madre de Gump y la "madre" de Button).
David Fincher es un director que se prodiga poco, comenzó con esto del cine con una cinta que tuvo cierta polémica, puesto al parecer los productores no le dejaron hacer el trabajo que quería (y así salió), esta no era otra que Alien 3, sin duda la peor de la tetralogía alienígena. Tras el bache nos trajo una obra que a día de hoy aún perdura su influjo, con Seven sin duda nos lo hizo pasar genialmente mal; después de la entretenida The Game vino la transgresora y gamberra El club de la lucha, que fue su segunda colaboración con Brad Pitt; La habitación del pánico fue su quinto filme y todo un taquillazo, le siguió Zodiac, que fue elogiada unánimemente por la crítica pero que al público no pareció gustarle tanto. Con su último trabajo parece que sí que ha convencido tanto a los espectadores como a los críticos.
El curioso caso de Benjamin Button es, ante todo, una bonita historia de amor y una fábula sobre la vida. Sus personajes intentan sacarle el máximo jugo a ésta, aprenden que nada es para siempre, que todo tiene su momento, y que lo importante es emplear ese tiempo que tenemos para hacer lo que verdaderamente queremos; los personajes nos hacen ver que nunca es tarde para cumplir los sueños, que siempre se puede volver a empezar desde cero y corregir aquello que creamos que hayamos hecho mal, o sea, que lo verdaderamente importante es cómo vives tu vida.
 Los actores y actrices están grandiosos, comenzando por Brad Pitt y terminando por Taraji P. Henson, que hace de una madre fuerte y llena de vitalidad; y pasando por Cate Blanchett, la cual sale guapísima, aunque a veces la veo rara con tanto maquillaje (me parece más logrado, menos artificial, el de Pitt). La banda sonora de Alexandre Desplat es todo un gozo para los oídos, dándole más emotividad a las escenas, concordando a la perfección la música con las imágenes.
Los efectos especiales y el maquillaje se merecen una mención aparte. Y es que ver como va rejuveneciendo Benjamin es algo soberbio (y que tiene más de magia virtual de lo que podáis imaginar), sin duda el Brad Pitt de casi el final de la película es el mismo que hace ya cerca de veinte años encandiló a todas en Thelma y Louise. El paso del tiempo es vital en este filme, que transcurre a lo largo de toda una vida, por lo que absolutamente todos los personajes van envejeciendo, les van saliendo arrugas y canas, mientras que a Benjamin Button es justo lo contrario. Realmente es increíble la transformación de los personajes.
Nada es para siempre, y eso lo hace todavía más bello; dice un personaje de la cinta. El hecho de que los que están a tu alrededor, tus allegados, vayan muriendo hacen que te importen más, ya que te das cuenta de que luego los vas a echar muchísimo de menos. Y esa es la vida al fin y al cabo, te encuentras con una persona y en un determinado momento tu camino se separará del suyo, quizás haya suerte y en un futuro no muy lejano te topes con ella, o también puede que jamás ocurra. Es por ello que realmente merece la pena exprimir al máximo el tiempo que estás con las personas que quieres, disfrutar cada segundo, porque realmente nunca se sabe cuando, por una u otra causa, dejará de formar parte de tu vida.

lo mejor Lo mejor de "El curioso caso de Benjamin Button"...

-La dirección de Fincher, hay cientos de imágenes que se quedan impregnadas en la memoria. -El elenco de intérpretes. -El maquillaje y los efectos especiales, así como la banda sonora y la fotografía. -El guión, aunque según mi punto de vista hay un momento que se ralentiza en exceso.

lo peor Lo peor de "El curioso caso de Benjamin Button"...

-La parte intermedia del film, que se puede hacer tediosa para algunos.

Critica de "El curioso caso de Benjamin Button" publicada el 2009-02-19
Ver más críticas de Raul Neovallense


Otras criticas de El curioso caso de Benjamin Button

Ver todas las críticas de