Crítica de La casa de mi padre

"

Cine hecho con cabeza (y corazón)"

 


Daniel Galindo por Daniel Galindo


cartel de La casa de mi padre

Director: Gorka Merchán
Estreno: 2009-04-03
Genero: Drama

Al igual que otras muestras recientes de cine sobre el terrorismo, la opresión y el desgaste psicológico y emocional, como La voz de su amo y Todos estamos invitados, esta primera película, bien armada y con posibles, recoge desde dentro un sinfín de relatos que nos llevan a ser partícipes de un conflicto, de un problema, que nos afecta a todos.

El espectador se convierte en un mirón de lo que acontece a un pequeño grupo de personas… ¿Posturas estereotipadas y llevadas al extremo por un guionista ambicioso, Iñaki Mendiguren, con ganas de tocar muchos aspectos? Es posible, pero esa manipulación creativa es lícita cuando se quiere dar forma a un mosaico con cierto relumbrón.

Todas sus teselas son necesarias, sobre todo si se persigue cierta coherencia, aunque siempre suele haber una o dos que brillan más que las demás. En efecto unos personajes parecen mejor trazados que otros, que resultan a simple vista esquemáticos o meros bocetos que, desarrollados, darían para articular muchas otras películas.

Viendo el pobre terreno de la ficción, abonado por una decena de propuestas salvables de toda una cosecha anual de un centenar de títulos, la primera y loable película del donostiarra Gorka Merchán es un excelente ejemplo de cine hecho con cabeza y corazón que merece todo nuestro apoyo; propuestas como ésta, limpia, directa y carente de tópicos en exceso, tienen todos los visos para llegar al espectador si el filtro de la distribución y las cortapisas ideológicas lo permiten.


Critica de "La casa de mi padre" publicada el 2009-04-06
Ver más críticas de Daniel Galindo