Crítica de Star trek iv: misión salvar la tierra

"

Un trazo vulgar que encuentra la exacta eficacia que persigue."

 


José A. Peig por José A.


cartel de Star trek iv: misión salvar la tierra

Director: Leonard Nimoy
Estreno: 1986-04-19
Genero: Ciencia Ficción

En The voyage home Nimoy y su comitiva hicieron un ejercicio paródico que supuso el giro más sorprendente de la saga hasta la fecha. Rompía con los elementos habituales que definían la estructura y sustituyó la amenaza exterior por una ausencia en el mundo originario. Es decir, el siempre atractivo tema del viaje en el tiempo aglutinaba el recorrido (ahora un recorrido muy tosco a través del espacio-tiempo) y las cuestiones filosóficas referidas a la ausencia de una sensibilidad ecológica, eliminando por completo el viaje a las estrellas. Situar a los personajes en el contexto social del siglo XX permite hilvanar la historia hacia la burla autoreferencial y a la vez dejar algunas pinceladas de sátira respecto a nuestra civilización, mediante un guión más centrado en subrayar lo cómico y dejando el resto a unas resoluciones que brillan de tan ingenuas. Quizás esta entrega sea la más endeble en cuanto a la consistencia del argumento pero de ahí viene la simpatía que la caracteriza y su capacidad de emular al cuento de hadas sin insultar la inteligencia del espectador. La pieza Trek más familiar, la cual cuenta con un emotivo clímax fundamentado en el canto de las ballenas que responde a la llamada estelar. Concluye transformando las turbulencias apocalípticas que se ciernen sobre la Tierra en la espléndida visión de un nuevo comienzo y una nueva Enterprise. Lo cierto es que el esquema fluye con sorprendente agilidad que tiene su razón en la vitalidad de los personajes y en una forma de jugar con la ficción sin rodeos y desacomplejada. Un trazo vulgar que encuentra la exacta eficacia que persigue.

Critica de "Star trek iv: misión salvar la tierra" publicada el 2009-04-19
Ver más críticas de José A. Peig