Crítica de La sombra del poder

"

La sombra del poder se alimenta lentamente a lo largo de su metraje de una magia, de un amor apasionado en su búsqueda de la verdad, un ardiente espíritu periodístico que destruye la corriente de mediocridad instaurada por el sistema"

 


Francisco Menchón por Francisco Menchón


cartel de La sombra del poder

Director: Kevin Macdonald
Estreno: 2009-04-17
Genero: Suspense

LOU GRANT RESUCITADO 

“No existen naciones ni pueblos, no existen terceros mundos ni occidente, sólo un sistema de sistemas, un vasto y salvaje dominio de dólares” (Network de Sidney Lumet)

Pasión es la palabra que mejor define a La sombra del poder, el nuevo film de Kevin MacDonald, que ya sorprendió agradablemente con El último Rey de Escocia demostrando su personalidad y la búsqueda de un estilo propio.

La muerte de la ayudante del congresista Stephen Collins (Ben Affleck) desata los rumores sobre la relación amorosa que mantenían ambos desacreditando la labor del político al frente de la comisión que investiga a una gran corporación armamentística estadounidense. Los periodistas Cal McAffrey (Russel Crowe) y Della Frye (Rachel McAdams) pretenden contar toda la verdad.

La sombra del poder certifica los logros de su director gracias a una puesta en escena plena de vitalidad que contagia pasiones y es maestra en transmitir y generar estados de ánimo – los colores e ingenua locura del África Negra o la aventura por investigar y descubrir verdades a lo Sherlock Holmes en un periódico de Nueva York -, que plantea tramas corruptas como excusa velada para hablarnos sobre lo humano y sus tentaciones, por eso sus personajes tienen tanta fuerza y resultan tan redondos e irresistibles.

Si El gran carnaval (1951) de Billy Wilder y Network un mundo implacable (1976) de Sidney Lumet centraban su discurso pesimista en la corrupción del sistema y el circo informativo de hombres que en realidad eran lobos, La sombra del poder comparte la crítica de las anteriores pero, siguiendo los pasos arrebatados de Todos los hombres del presidente (1976) de Alan J. Pakula, de Buenas noches y buena suerte (2005) de George Clooney y de El desafío. Frost contra Nixon (2008) de Ron Howard, añade cierto discurso más rousseauniano de amor a la verdad y de posible redención y huida del infierno global en el que vive el hombre.

Película compleja que establece muchísimos interrogantes y plantea la corrupción colectiva (el sistema capitalista generador de monstruos y marionetas) e individual (el hombre y sus vicios codiciosos) En un sistema tan podrido el humano se contagia de tal forma que ofrece la peor cara posible de su voracidad. Globalización o corrupción global del capitalismo, de las grandes corporaciones, de los mass media y dentro del propio periódico en el que trabajan también corrupciones externas (censura de ciertos temas que pueden perjudicar al propio periódico, es decir materialismo antes que idealismo y el dinero por encima de la verdad) y corrupciones internas (omitir y manejar informaciones al antojo en beneficio propio por encima del bien común)

Pero La sombra del poder se alimenta lentamente a lo largo de su metraje de una magia, de un amor apasionado en su búsqueda de la verdad, un ardiente espíritu periodístico que destruye la corriente de mediocridad instaurada por el sistema que engordaba barrigas pero ensuciaba el alma. Una oda al periodismo de investigación que se eleva por encima de tanta basura y venera la verdad – su verdad - caiga quien caiga (¿es moralmente reprobable esa búsqueda ciega?)

Gracias a esa pasión con la que guión y dirección tratan a los personajes, todos los actores salen beneficiados y es un espectáculo vivificante verlos actuar. Sobretodo a Rusell Crowe que demuestra una vez más el buen ojo que tiene eligiendo películas y convirtiéndole seguramente en el mejor actor de la actualidad, mezcla de su extraordinario talento y olfato.

La sombra del poder es una auténtica gozada que te mantiene en tensión de principio a fin.

¡Mamá, quiero ser... periodista!


lo mejor Lo mejor de "La sombra del poder"...

Russell Crowe, el mejor actor de la actualidad

lo peor Lo peor de "La sombra del poder"...

Que por cada película genial como ésta haya 10 basurillas (5 de ellas españolas)

Critica de "La sombra del poder" publicada el 2009-04-21
Ver más críticas de Francisco Menchón


Otras criticas de La sombra del poder

Ver todas las críticas de