Crítica de The International (Dinero en la sombra)

"

El director de la penosa "El perfume" construye un thriller frío y algo inocentón que quiere asustar mostrando una gran conspiración de la que no podemos escapar."

 


Israel Yojimbo Nava por Israel Yojimbo


cartel de The International (Dinero en la sombra)

Director: Tom Tykwer
Estreno: 2009-04-24
Genero: Suspense

Muchas tramas que quieren dar miedo, ser un thriller aterrador, prefieren mostrar a hombres de traje que de uniforme. A fin de cuentas (nunca mejor dicho) todos conocemos y tratamos con bancos. Pueden llegar a ser muchas cosas, pero muchas veces nada bueno.

Con esa premisa y unas ganas de construir una gran paranoia, el director de la penosa "El perfume" construye un thriller frío y algo inocentón que quiere asustar mostrando una gran conspiración de la que no podemos escapar.

Esta película trata de forma deliberada de meter el miedo en el cuerpo con grandes dosis de imaginación o de realismo no demostrable. Hay mucha gente que no cree en Dios ni en sus misteriosos milagros, pero a mi más misterioso me resulta que mucha gente de más credibilidad a un guión como éste en el que se explican muchos males del mundo apuntando a implacables jefes de multinacionales.

"The International" es un juego en el que un gato quiere atrapar a un ratón gigante. Parece que el juego es fácil de realizar, pero la película se encarga de dar una visión bastante frágil de la policía (en este caso Interpol) y de vender una terrible omnipresencia de los malos de la película.

Owen y Watts, pareja de nula química, interpretan personajes sin demasiado cariño. El primero parece sacado de una secuencia de "Hijos de los hombres", con su gabardina y pelo despeinado. La segunda parece recién venida de "Promesas del este" y de vuelta de todo, casi distraída. 

Aunque la película se sigue con interés, le falta el ritmo y la pasión de muchos otros thrillers que con una trama menos grandilocuente consiguen mayor tensión. En esta película hay mucha cara de susto pero la trama no impresiona demasiado.

Una investigación condenada al fracaso y fatalismos variados convierten a esta película en una fantasmada con algún toque de realismo.