Crítica de Jonas Brothers: The 3D Concert Experience

"

Más allá de la calidad musical de estos chicos, resulta impactante la calidad técnica del montaje."

 


Pablo López por Pablo López


cartel de Jonas Brothers: The 3D Concert Experience

Director: Bruce Hendricks
Estreno: 2009-06-05
Genero: Documental

Las nuevas tecnologías y la necesidad de combatir la piratería nos están llevando irremediablemente a que el futuro sea 3D. Igual que en cada transición, los primeros pasos se dan tanteando las posibilidades del formato, y, como ya hiciera Disney con su otra rutilante estrella Hannah Montana en Hannah Montana/Miley Cyrus: Lo mejor de 2 mundos Concert Tour 3D, ahora es el turno de los novatos Jonas Brothers de convertirse en estrellas tridimensionales en la cinta Jonas Brothers: The 3D Concert Experience.

Está claro que Disney, visto el filón, piensa explotar hastar el hastío a sus jóvenes máquinas de hacer dinero. En este nuevo capítulo de esa carrera comercial, nos encontramos un documental musical de los Jonas Brothers, el grupo musical que saltó a la fama tras protagonizar el telefilme de Disney Channel Camp Rock junto a Demi Lobato (que tiene una aparición estelar en el concierto), en el que su vida diaria se alterna con un multitudinario concierto rodado entre California y Nueva York.

Más allá de la calidad musical de estos chicos, resulta impactante, aunque no sorprende, la calidad técnica del montaje. Disney no ha escatimado ni un solo dólar para ofrecer a su tríada de músicos pop de la mejor de las formas posibles, y desde luego, se nota: un sentido del espectáculo que a veces roza el ridículo, constante interacción de los protagonistas con el espectador de cine, efectos 3D de gran impacto y montaje delirante en el escenario son solo algunos de los ingredientes que esta cinta nos muestra y que hacen que la experiencia en el cine sea, cuanto menos, entretenida.

Los puristas pueden no estar de acuerdo, perfectamente, pero poniendo cada cosa en su sitio, este concierto de los Jonas Brothers resulta infinitamente más divetido que aquel U23D que nos quisieron vender como la revolución del 3D en los cines, y que no suponía más que un soso experimento olvidable, pues, ni exploraba, ni explotaba las posibilidades del 3D más que en leves detalles y tenía una planificación muy plana que no fomentaba nada el espectáculo. No por ello os voy a animar a ver esta película, pero desde luego, si estáis interesados en como pueden explotarse las posibilidades del 3D, no es una mala opcion.

Supongo que, con la implantación, cada vez más extendida, de las salas 3D, será fácil que esta película barra las taquillas, como ya hizo el experimento tridimensional de Hannah Montana a pesar de que las salas 3D eran algo marciano en nuestra geografía. También cabe destacar que el reciente estreno Monstruos contra alienígenas tuvo bastante mejor acogida en su versión 3D que en su versión 2D. Está claro que el futuro es tridimensional.

En definitiva, poco más podemos decir de un concierto grabado. Todos hemos visto uno alguna vez, si no en televisión, al menos en DVD. La única diferencia con este, es, sin duda, el salto tecnológico que nos ofrece. Jonas Brothers: The 3D Concert Experience se estrena el próximo día 5 de Junio en todos los cines con sala 3D.


Critica de "Jonas Brothers: The 3D Concert Experience" publicada el 2009-05-29
Ver más críticas de Pablo López