Especial Cine y videojuegos



"Ambas formas de entretenimiento, que poco o nada tienen que ver una con la otra, se han ido mimetizando hasta cierto punto en el que los juegos ahora pretenden ser películas, y las películas, juegos" publicado por Jesús Malpartida

Una afición algo tardía es la que tengo con los videojuegos, mi primera consola fue la Game boy color, con ella tuve tres preciosos juegos, a los que no presté mucha atención. Era demasiado joven e ignorante y no supe apreciar la diversión que dicha máquina podía ofrecerme. Es verdad que he disfrutado mucho con el pc, y con los vicios en casa de algun amigo, para jugar al "pro" en la "pley". Con la edad, me he ido volviendo más tonto, pero he descubierto que el ocio electrónico no tiene nada que envidiar a otros sistemas de ocio como puede ser el cine, al cual amo con locura. Ambas formas de entretenimiento, que poco o nada tienen que ver una con la otra, se han ido mimetizando hasta cierto punto en el que los juegos ahora pretenden ser películas, y las películas, juegos.

En este primer apartado hablaremos sobre los primeros coqueteos de ambas industrias, de las adaptaciones en ambos formatos y de cómo no se han entendido bien pese al esfuerzo de las productoras en sacar pasta a una licencia.

¿Un juego sobre un fontanero gay que puede volar? Deme tres

En la época de los 90, donde yo era un chaval, comenzaban a verse las primeras adaptaciones al cine de conocidos videojuegos. En 1994 Christopher Lambert protagonizaba Mortal Kombat, de Paul W.S. Anderson (que más tarde haría lo propio con la saga Resident Evil), una película de un nivel nefasto que muchos no recordarán gracias a que otra película, de características similares, la superó con creces en cuanto a cutrez se refiere.

Hablo de Street Fighter: La última batalla. Protagonizada por Jean-Claude Van Damme en una de sus peores películas, que ya es mucho decir (¿habéis visto la de JCVD? id a verla, maldita sea), y Raul Julia (el adorable padre de la Familia Adams), en la que, por desgracia, fue su última película antes de fallecer. No contentos con esta adaptación, hicieron una especie de remake recientemente, titulada Street Fighter: La leyenda de Chun-Li, protagonizada por una siempre adorable Kristin Kreuk, no superó de nuevo los mínimos de calidad exigibles, y podéis dar fe de ello en cualquier crítica que encontraréis sobre ella en muchocine. 
Pero la primera película basada en un videojuego con personajes reales fue Mario Bros: La película. Infumable en todos sus aspectos: reptiles con pelo, coches de choque, esqueletos que hablan y unas interpretaciones para el recuerdo, o más bien para el olvido, de Bob Hoskins y Jon Leguizamo. Un insulto a la industria del videojuego y un batacazo en taquilla.

Por suerte, la cosa ha ido mejorando con los años, concretamente con el cambio de década se anunció lo que muchos jugadores habián deseado durante siglos: ver a Lara Croft de carne y hueso en una de sus aventuras (el sueño supongo que sería algo más picante y la aventura algo más... digamos, sexual). Por suerte para todos, jugadores o no, la actriz que tendría que meterse en las ajustadas camisetas de Lara, era Angelina Jolie. Un gran acierto para la película, pero eso sí, el único. No voy a entrar en defectos, que son muchos. La película no llegaba a la altura de lo esperado, pero dio para una segunda parte y fue un éxito en taquilla, que al fin y al cabo es lo que importa. Con el tiempo se puede decir que es una de las mejores películas basadas en un videojuego, que nos ha ofrecido grandes cosas como a Daniel Craig, o escenas de la Jolie pateando el trasero de robots medio en bolas (ella, no los robots). Y es que a veces nos quejamos por vicio, joder.

Logro Desbloqueado: Le has mirado a los ojos

No todas las adaptaciones han sido en este sentido, al contrario, hay más videojuegos sobre películas que a la inversa, aunque, eso sí, comparten la misma calidad: la nula. Juegos como el de E.T. de la Atari 2600, que llevó a la compañía a la ruina más absoluta debido al truño de considerables dimesiones que supuso esa adaptación.  La cosa, como siempre, ha mejorado con el tiempo, pero aún sigue sin haber un buen juego que realmente merezca la pena, basado en alguna licencia cinematográfica. En la actualidad podemos encontrarnos algún que otro juego interesante como los basados en la saga Star Wars, Matrix o El señor de los anillos, y cabe destacar algunos como el reciente Spiderman 3 o Watchmen: The end is nigh. En el siguiente apartado hablao sobre el futuro de ambas industrias, de su posible fusión, de las pintas de Gyllenhaal en la adaptación de Prince of Persia, y muchas más referencias a los pechos de Angelina Jolie. 

¿Esperabais un pie de foto gracioso? Está bien: Pene

Ya hemos visto como la relación entre los videojuegos y el cine no ha sido del todo fructífera en el pasado. Que una licencia sea compartida entre dos sistemas de ocio no es síntoma de buena calidad en cuanto al producto, en uno o ambos sistemas. La cosa parece que va mejorando, los rumores incrementan, las nuevas películas salen a la luz, y ésta vez parece ser que no la van a cagar. Veamos que nos depara la industria del cine en relación con los videojuegos en el futuro.

Empecemos con Prince of Persia, que tanto está dando que hablar en las últimas semanas. El protagonista me convence, es más, coserva cierto parecido físico y es un buen actor, hablo de Jake Gyllenhaal, algo hormonado y con un pelo chorretoso que le hace quedar bastante mono. La historia se centra en las arenas del tiempo, un juego que me pareció espectacular cuando lo jugué, hará unos cinco años, con una historia bastante buena aunque con cierto toque crepúsculo (sí, ha pasado a convertirse en un adjetivo). No me convence el director, pero que esté detrás Jerry Bruckheimer me alivia en cuanto a espectacularidad se refiere (buena muestra da el trailer de ello).

Corto la foto a la altura de los pezones, que esta es una web decente

Otro rumor que corría por internet era la famosa película basada en el universo Halo, que estaría supuestamente producida por el gran Peter Jackson, y dirigida por Neill Blomkamp, de el cual pudimos ver sus aptitudes detrás de las cámara realizando la decente Distrito 9. El año pasado ambos confirmaron que el proyecto había sido cancelado como tal (hace poco presentaron su nuevo proyecto juntos), pero que el camino seguía libre para otros que quisieran cogerlo. El cuento de nunca acabar.

El que parece que sí va en serio es Gore Verbinski (director de la aclamada Piratas del Caribe) con la licencia de Bioshock, ese juego tan maravilloso que fue exclusivo de Xbox360 (ya no), el cual, un servidor, todavía no ha conseguido pasarse debido al canguelo y a la claustrofobia galopante que sufre jugándolo. La historia es de lo mejorcito que ha parido el mundo de los videojuegos y creo que una película bien hecha sobre Bioshock, los big daddys, las little sisters y todo el mundo acuático que los rodea puede quedar cojonudamente bien.

Otra que también tiene muy buena pinta es la película basada en Gears of War. Este juego salió a finales de 2006 con el lanzamiento de la consola de nueva generación Xbox360, suspuso una revolución en cuanto a gráficos y control, y a día de hoy sigue siendo uno de los grandes referentes en la industria. Marcus Fénix es el protagonista de este juego (del que ya hay una gloriosa segunda parte) capitán del escuadrón Delta en la lucha contra una nueva raza que quiere dominar el planeta: Los locust. Se caracteriza por un modo online soberbio (aunque el segundo va un poco mal en cuanto a lag), un sentido del humor muy bestia y una historia bastante interesante que de seguro será bien llevada al cine por el bueno de Len Wiseman, director de La jungla 4.

Gears of War: Where amazing happens

Sin duda, la alianza es cada vez mayor, no se sabe como avanzará esta relación, pero gracias a la web iremos descubriendo qué películas merecen la pena en un futuro no muy lejano. Críticos de muchocine, ¡tenéis una misión!

A continuación, y para terminar, hablaremos sobre el futuro de los videojuegos y las películas, en la denominada "la era digitaaaal" (leer con voz terrorífica).

Y es que miedito me da solo de pensar lo que se nos viene encima. Siempre ha existido una guerra de formatos, en el cine hemos pasado por el vhs y el dvd, luego vino el hd-dvd y se quedó por el camino, ahora parece que lo mejor está en comprarse blu-rays y dejarse una pasta gansa en ellos para que dentro de unos años vengan con el formato definitivo, y de nuevo a comprar todas las películas que consideramos imprescindibles. Sacacuartos.

En los videojuegos, más de lo mismo. Cartuchos que cogen polvo en la estanteria, juegos para pc que ocupan 5 cds, de los cuales 3 de ellos ya no funcionan... Cada día parece más viable lo que las compañías están empezando a vendernos: La descarga digital. Es más barato y te ofrece una buena calidad y una mayor rapidez. ¿Desventajas? Ahora las comentaremos, pero parece que el futuro reside en las descargas y que el formato físico desaparecerá. ¡El horror! ¡El horror!

Apuesto a que alguien se decanta por el blu ray pese a ser la misma imagen partida en dos

Tras poner otra foto de Angelina Jolie sin motivo alguno, veamos los pros y los contras del futuro de la industria videojueguil y cinéfila. Por un lado tenemos las ventajas ya mencionadas: La descarga digital es cómoda, rápida y barata (al tiempo). Inconvenientes: ¿en realidad qué estamos comprando? Porque hasta ahora tu ibas a la tienda, cogias tu cajita con tu película/juego preferido y apoquinabas la pasta por ello. Te ibas feliz a tu casa, leyendo el manual/sinopsis y deseando llegar para probarlo y, una vez terminado, colocarlo en la estantería junto a tu colección.

Creo que todos tenemos a un pequeño coleccionista dentro, cuando compramos algo miramos si la caja está en buen estado, porque queremos conservarlo, estamos pagando por algo que queremos tener en un formato físico, para el recuerdo. Con la descarga digital, tendriamos el archivo descargado en un super disco duro de 2 terabytes, que costaría una pasta también, por cierto. Que vale, en esencia es lo mismo, pero sabéis que, en el fondo, no lo es. Porque al igual que no es lo mismo una culebrilla negra que a una negra le brilla el culo, tampoco lo es tener una colección que puedas disfrutar sin necesidad de meter el disco, a tener solo un disco duro.

Porque tampoco es lo mismo ser coleccionista que ser idiota

Pero no todo va a ser malo, por dios, la descarga digital la vería bien, por ejemplo, para como se está utilizando actualmente. Me refiero al alquiler de películas. De hecho son pocas ya las tiendas de alquiler que resisten a esta fuerte oleada (y a la descarga ilegal, para qué negarlo). En consolas, se utiliza este sistema para los juegos arcade. Por una parte lo veo bien, son juegos de no mucha duración y, por norma general, poco rejugables. Pero existen excepciones de las cuales me hubiera gustado tener la cajita con el juego, como el caso de Castle Crashers o Alien Hominid.

En fin, queridos lectores de muchocine, a excepción del último apartado, dónde se me ha ido un poco la pinza, he querido hacer un brevísimo repaso sobre la alianza de estas dos industrias que tantos buenos momentos nos han hecho pasar por separado, y que ahora intentan fusionarse para ofrecer experiencias únicas que nos hagan desenbolsar cantidades industriales de dinero de nuestros bolsillos. Sabemos que todo es un negocio, pero que me aspen si no lo adoramos.



Publicado por Jesús Malpartida
Colaboradores: Vacelyk(5)   Raul Neovallense(3)   Pablo Rodríguez(2)   Rafa Ferrer(1)   Ana Belén Pacheco(1)   Judith Romero Ruiz(1)   FJ García(1)  


Las mejores películas de "Cine y videojuegos" (1)

















Página 1