Especial Lo mejor (con perdón) del cine de Serie Z



"Películas sin complicaciones y con aún menos ambiciones" publicado por Ivan R. Gonzalez La lógica y el sentido común nos dicen que una buena película es aquella que consigue destacar en alguno de los aspectos de lo artístico (en cuantos más mejor). Pregunten, pregunten: un gran guión, una banda sonora evocadora, actuaciones inspiradas, una dirección milimétrica… Entonces, ¿qué extraño fetichismo nos atrae hacia ésos subproductos que atentan contra todos y cada uno de los aspectos de lo cinematográfico? Películas malísimas y despreciables que atentan contra todo buen gusto y que, sin embargo, poseen un irresistible poder de tracción. He aquí un misterio tan ignoto como el origen de la financiación de Uwe Boll.

Sin embargo, es innegable que directores infames como Lucio Fulci, Lloyd Kaufman, Umberto Lenzi, Paul Naschy, Joe Livingstone o Frank Henenlotter, a base de apropiarse de ideas ajenas y deformarlas hasta crear producciones nuevas tan cutres como divertidas, han conseguido labrarse una ¿inmerecida? notoriedad que roza la adoración. Una adoración que no sólo es cosa de cuatro retrasados mentales, el mismo Quentin Tarantino ha confesado sentir devoción por la obra de varios de los tipejos arriba listados. Y ya saben, si lo dice Tarantino sólo queda inclinarse y asentir con la mejor de las sonrisas. Basta una mirada a “Jackie Brown” para reconocer la huella del blaxploitation de policías y ladrones, o un visionado de “Kill Bill” para descubrir un auténtico collage de referencias al gore, el spaghetti western y al kung-fu más ruin de Hong Kong.

En la era del dvd, teniendo un remake de “Jurassic Park” al alcance de cualquier Macintosh, resulta muy refrescante abandonarse de vez en cuando a la espontaneidad del cine más artesano. Cintas de andar por casa, películas sin complicaciones y con aún menos ambiciones, pero con un descaro incapaz de encontrar en la frialdad de los circuitos comerciales. Y, qué demonios, a base de arañar en este montón de estiércol que rezuma sangre y aceite de palomitas a partes iguales, es posible encontrar cine de calidad sin comillas que valgan. Que se lo digan a Sam Raimi o a Peter Jackson, dos personajes secuestrados de la inmundicia del infracine que no han tenido que ponerse de puntillas para besar a la puta de Hollywood.

Apaguen las luces y no se preocupen por manchar las cintas de vídeo con la grasa de las patatas fritas. A ser posible, que sean onduladas.


Publicado por Ivan R. Gonzalez
Colaboradores: Andrés Pons(120)   Cecil B. Demente(28)   Iñaki Bilbao(10)   Ricardo Marquina(6)   Tito Chinchan(6)   Vacelyk(6)   Clawford James Palmer(4)   Pablo Rodríguez(3)   Andrés Mego(3)   FJ García(3)   Manel Juanico(2)   Kiko de España(2)   Diego Oliver(2)   Joseba(1)   Emilio Calvo de Mora(1)   Plissken(1)   Moebius(1)   Jaime Martínez(1)   Oscar Martínez(1)   Luis Calderón(1)   Victor Serrano AKA Machete(1)   Hugo Delgado(1)   Mario Parra Barba(1)  


Las mejores películas de "Lo mejor (con perdón) del cine de Serie Z" (1)























Página 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 Siguiente >