Rita Hayworth

Fue uno de los grandes mitos indiscutibles del cine, una mujer de increíble belleza e instinto para la interpretación.

Casi no caben las palabras tras ver esta fotografía y es que para mí, el indiscutible y único mito erótico del cine Hollywodense es y será por siempre jamás: Rita Hayworth, a quién hoy quiero rendir un pequelo homenaje en mi blog.

¿Cómo no iba a tener esta mujer el arte en las venas, si tenía sangre Sevillana corriendo por sus venas. Su padre Eduardo Cansino, ació y vivió en Castilleja de la Cuesta dónde tenía un tablao flamenco que mas tarde trasladaría a México. Rita empezó su carrera como bailarina junto a su padre, Eduardo, y con su nombre real, a la temprana edad de 13 años. Trabajó en muchos escenarios, sobre todo en México, ya que era menor de edad, como pareja de baile de su padre, quien la explotó hasta la saciedad, e incluso se dice abusó de ella física, psicológica y sexualmente, siendo comunes las palizas y el incesto. Esta relación marcó su personalidad.

Rita tomó su nombre artístico de su madre Volga Hayworth, de origen Irlandés. Llegó a Hollywood en 1933 y comenzó como actriz en papeles secundarios, desde 1935, realizando muchas películas de serie B en las que sobre todo destacó por sus dotes para la danza. Allí conoció a su primer marido Edward Judson, quien la lanzó al estrellato convirtiéndola en su mejor inversión personal, consiguiendolé un contrato con la Columbia tan rentable que la productora generó ingresos millonarios. Una vez más Rita era explotada en un mundo de hombres hambrientos como lobos.

Ironías de la vida la Fox, que años anteriores le propinó una soberana patada en el culo, empezó a implorar su incorporación a la productora, cosa que consiguió Rouben Mamoulian al ofrcerle el papel de Doña Sol en “Sangre y arena”, junto a Tyrone Power y Linda Darnell. Esta película significó su lanzamiento como sex symbol indiscutible durante toda una década. Su carrera ya era imparable y se convirtió en la más grande estrella de su época y en la mujer mejor pagada del cine.

Fred Astaire la consideró su mejor pareja de baile, pero era tan magestuosa la presencia de Rita en pantalla que empequeñecía a Fred por lo que se buscó posteriormente a Ginger Rogers. Rita Cansino era más que una estrella, era una Diosa irrepetible a la que no se le puede comparar absolutamente ninguna de las actrices actuales, no hay mujer con tanto sexapeal, elegancia, gracia y talento reunidos en 1,72 cm de altura que aún hoy nos vuelven locos a todos.

Su fama como mito erótico se consolidó en Gilda (1946), de Charles Vidor, una de las grandes películas del cine negro en la que tan sólo con un strip-tease y una bofetada consiguió récords de taquilla en todo el mundo. Dicha bofetada se convirtió en la más famosa de la historia del cine, propinada por su pareja protagonista Glenn Ford, en respuesta a la que ella le propinó anteriormente en el film. La película fue un escándalo, y en países como España, fue considerada como “Gravemente peligrosa” por la Iglesia Católica, debido a su striptease del brazo, en la famosa escena donde se quita un guante.

Esta película la hizo inmensamente famosa. Todos la recordamos cabeza abajo y batiendo sus bucles pelirojos cuando levantaba la cabeza para mirar pikaramente a Glenn Ford, yo creo que momentos como estos son irrepetibles, por muchas razones, hay veces en el cine (muy pocas) en las que re reúnen los ingredientes adecuados (actriz, director, vestuario…) para dar como resultado la perfección y creedme, esta secuencia es, perfecta.

Gilda, el papel más importante de su carrera, fue también el que marcó el inicio de su declive como estrella de Hollywood, ya que nunca consiguió el mismo éxito como sex symbol en ninguna de sus películas posteriores. Sin embargo fue y es la película que ha convertido a la actriz en inolvidable: “Nunca hubo una mujer como Gilda”.

Además de actuar cantar y bailar la actriz tocaba algunos instrumentos como la guitarra, tal y como demuestra en su entrañable “Put blame on mame” canción que canta acompañandose así misma con la guitarra durante una de las escenas más míticas de la película. (De hecho una de mis canciones favoritas de las historia del cine).

Se llegó a casar 5 veces: las dos ya mencionadas, con Edward Judson y Orson Welles, pero también se casó con el príncipe Aly Khan, con el que tuvo una hija, la princesa Yasmina Khan; con el actor Dick Haymes; y con el director de cine James Hill.

Rita fue víctima del Alzheimer en una época en que esta enfermedad no estaba diagnosticada. Como muchas personas que padecen esta enfermedad se dio a la bebida ante la desesperación y el desconcierto de la enfermedad. Murió en el año 1987, a los 68 años, víctima del Alzheimer, que padecía desde los años 1960, pero que no le fue diagnosticado hasta el año 1980.

Fue uno de los grandes mitos indiscutibles del cine, una mujer de increíble belleza e instinto para la interpretación, con una personalidad y una profundidad que trascendió su trabajo en el cine y que, como dijo George Cukor, consiguió que sus fans se interesasen por la persona más que por sus personajes.

3 septiembre, 2007
publicado por estalactita
muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.