n sí misma la película es como un gran acto de magia, en donde sólo el final nos revelará su propio «»prestigio»». Si no la han visto, véanla, es muy buena. Después de todo, el verdadero mago de la historia parece ser Nolan.

★★★★★ Excelente

El truco final (The Prestige)

Hace unas horas vi The Prestige (2006), traducida al castellano como El Gran Truco o El Truco Final. La vi por recomendación de varios redactores de EBC, por lo cual me extraña que esta sea la primera reseña de la película en este blog (¡chiquita!).

Me encantó. Las actuaciones estuvieron espectaculares y el tema para mí es apasionante: el detrás del telón de los actos de magia.

Supongo que intentar resumir la historia sin caer en el spoiler es bastante difícil, así que sólo diré que se trata de la batalla de dos jóvenes magos por vengarse del otro, por ser el mejor, por maravillar al mundo con un truco imposible… Estos magos son Robert Angier «»El Gran Dalton»» (Hugh Jackman) VS Alfred Borden «»El Maestro»» (Christian Bale).

Dos personajes serán sus cómplices a lo largo de sus carreras: el diseñador/ingeniero de trucos, Cutter (Michael Caine) y la bella asistente Olivia (Scarlett Johansson).

La película describe un mundo de ilusión, secretos, rivalidad y obsesión, donde no se puede confiar realmente en nadie, excepto en uno mismo… Y sólo uno mismo puede sacrificarse por sí mismo… Si no entiende esta última línea tendrá que ir a ver la película y sólo entonces cobrará sentido.

¿Por qué el título original de la película? The Prestige o El Prestigio… Pues la explicación es que todo acto de magia consiste de tres partes: 1. La promesa (se enseña un objeto). 2. El cambio (el objeto desaparece). 3. El prestigio (el objeto reaparece) y sólo entonces el mago recibe el homenaje de los aplausos. Sin el prestigio, el truco no vale nada.

En sí misma la película es como un gran acto de magia, en donde sólo el final nos revelará su propio «»prestigio»». Gran parte del perpetuo suspenso a lo largo del film corresponde a la labor de edición no lineal en el tiempo.

El director de esta cinta (y también guionista de la misma junto a su hermano Jonathan) es Christopher Nolan, quien anteriormente ya había trabajado con la dupla Christian Bale y Michael Caine, dirigiéndolos en Batman Begins (2005). Sin embargo, El Gran Truco nos hace más bien recordar otra muy buena película de Nolan: Memento (2000) en donde el juego de los tiempos atrás-adelante es también fundamental. Si no la han visto, véanla, es muy buena. Después de todo, el verdadero mago de la historia parece ser Nolan.

Lo peor:

publicado por Verolindapechocha el 24 enero, 2007
muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.