muchocine opiniones de cinedesde 2005

The Prestige es una película que entretiene, y puesto que está concebida como tal, creo que no merece más juicio que el pretendido. Y cumple, con nota, su objetivo.

★★★★☆ Muy Buena

El truco final (The Prestige)

Si hiciéramos un símil entre el cine y la magia, podríamos sacar muchísimos parecidos…y por supuesto, diferencias. ‘The Prestige’ es cine con magia, y con truco. Una buena historia, que nunca deja de lado los personajes, y que te da todo lo que se pretende: entretenimiento.

El problema está en que parece que desde un principio, nos están diciendo que estamos ante dicho truco. Un truco, todo hay que decirlo, que parece más bien una sucesión de ellos…pero que es relativamente fácil darse cuenta de él en el transcurso del film. ¿Y si no? Mejor, más disfrutaras de la cinta.

Dos magos londinenses del siglo XIX, a raíz de la trágica muerte de la mujer de uno de ellos, comienzan una lucha por acabar con la carrera (y la vida) del otro. Argumento quizás simple para algunos, pero que con la presentación que Nolan hace del film, y gracias a sus protagonistas (gran reparto), hace que el film sea algo más que interesante, hasta el punto de ser altamente recomendable, eso sí, para un mero disfrute del cine ‘mágico’.

Un aspecto destacable de esta última película del realizador Christopher Nolan es su continuo interés porque el espectador esté atento a la pantalla. Como un truco de magia, sí. Y aunque al principio el ritmo pueda ser algo lento, y de hecho, es posible que le sobre algo de metraje, la expectación aumenta gracias a unos buenos golpes de efecto por parte del director, del guión, la excelente ambientación y la calidad de las interpretaciones: Hugh Jackman y Christian Bale están a la altura, así como Michael Caine (como siempre), aunque bien es cierto que el papel de Scarlett Johansson no es tan importante como para su lucimiento (¿o precisamente sólo fue para lucirse?).

The Prestige es una película que entretiene, y puesto que está concebida como tal, creo que no merece más juicio que el pretendido. Y cumple, con nota, su objetivo.
Lo mejor: Historia, reparto, ambientación...y sobre todo, que entretiene.
Lo peor: Darse cuenta de que todo es un truco, antes de tiempo.
publicado por Alberto Concepción el 14 enero, 2007

Enviar comentario