muchocine opiniones de cinedesde 2005

Detrás del drama, la historia esconde un halo de optimismo porque, tal y como reza el cartel de la película: si no te gusta el color de tu vida puedes ser capaz de cambiarlo.

★★★★★ Excelente

Azuloscurocasinegro

Azules son los trajes que viste Jorge cuando se tiene que enfrentar a una entrevista de trabajo. Pero él prefiere el traje negro que siempre ve en un escaparate cada vez que pasa por una tienda de su barrio. Pero lo relevante no es el traje en sí si no lo que representa porque Azuloscurocasinegro es una historia repleta de metáforas. Igual que ocurre con los trajes, Jorge aspira a un trabajo mejor que el de portero.Esta es una metáfora de la lucha por mejorar en una sociedad cada vez más competitiva en la que es difícil progresar.

El color azul oscuro (casi negro) es también el que desprende la vida de los jóvenes que aparecen en la historia, unos chicos que se encuentran en el difícil proceso de construir o reconstruir su propia identidad, tanto personal como profesional. La situación es más preocupante sobre todo en el caso de Jorge, quien se ve obligado a tener que hacer frente a la incapacidad de moverse de su padre tras un infarto, a la vez que se preocupa de sus estudios; demasiada responsabilidad para un joven que acaba de empezar su carrera. Sin embargo, Jorge demuestra la fortaleza de seguir adelante sin rendirse por verlo todo negro.

Es la historia de batalla personal por la supervivencia en un mundo competitivo y hostil que crea individuos frustrados. El personaje de Jorge representa la lucha contra el destino de cada uno, las ganas de superación y el deseo de vivir una vida que nadie elija por él. Jorge no se encuentra conforme trabajando de portero, oficio legado de su padre, si no que quiere un trabajo “”mejor””, lo que se supone le proporcionará unas “”mejores”” condiciones de vida. Pelea con todas sus fuerzas para conseguirlo porque no quiere vivir una vida que no ha elegido. Pero lo interesante no es si lo conseguirá o no, si no el desarrollo de la película que a la vez conlleva el desarrollo vital del protagonista. Un crecimiento personal en el que le acompañarán un hermano que pasas sus días en la cárcel y un amigo obsesionado con espiar a sus vecinos a través de sus prismáticos. Paula, la novia del hermano de Jorge, quien también se encuentra en prisión, cambiará sin quererlo la vida de los dos hermanos. Según se va desarrollando la historia, las vidas de todos ellos se van entrelazando hasta convertirse en una misma lucha por la libertad de cada uno de poder elegir su camino vital.

Pero aunque se trata de una temática de barrio, eso no impide que la puesta en escena y el montaje sean originales y profundamente cuidados al detalle. Las vidas de Jorge y la presidiaria Paula se van fundiendo literalmente en la pantalla, utilizando recursos visuales y sonoros. Pero estos recursos estilísticos no son artificiosos, todo lo contrario, la película desprende un halo de verdad, de realismo, de forma que cualquiera puede sentirse identificado directa o indirectamente con lo que les ocurre a los protagonistas. Además del acierto en la cuidada estética, lo que más cautiva de la película es el estado emocional en el que nos sumerge. Una mezcla triste de ternura y humor que no deja frío ni al más indiferente. El profundo drama se matiza con momentos de tinte humorístico como la escena final entre el hijo y el padre en la puerta del masajista, seguramente con la intención de desmitificar las desgracias y aligerar el sufrimiento de los personajes.

Porque los protagonistas de esta historia esconden aspectos de su vida y se siguen engañando a sí mismos, de ahí el regusto agridulce que se queda en el paladar del espectador una vez termina la película. Sin embargo detrás del drama, la historia esconde un halo de optimismo porque, tal y como reza el cartel de la película: si no te gusta el color de tu vida puedes ser capaz de cambiarlo. Porque la vida no es en blanco y negro ni de un solo color, es caleidoscópica, está llena de matices y la única forma de sobrevivir es intentar observarla desde todos los ángulos posibles, hasta poder verla en el color que mejor nos define.
Lo mejor: la sensibilidad y elegancia con la que está rodada
Lo peor: si conectas con la historia, no querrás que termine
publicado por Silvia el 29 diciembre, 2006

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.