Tremendo, sensiblero y ecosensibilizado tostón. Happy feet es una película sin gancho y con muy poca personalidad.

★★☆☆☆ Mediocre

Happy feet

Madre de dios y del amor hermoso que lata que están dando con el pinguinito este. Y eso que no tengo nenes que si no, me tocaba comprar algún muñequito chungo de pinguino bailarín.

Me ha parecido un tremendo tostón esta película. La primera hora casi me duermo. Mucho baile, mucho traqueteo y un argumento más visto que los goles del España Malta. Y es que encima de no tener originalidad el argumento es repetitivo, rezuma de moralina y huele a pescado podrido. Ninguna de las escenas se salvan. Las canciones son casi todas en inglés y pueden tener sentido en la lengua de Shakespeare, pero para los hispanoparlantes de nivel medio que no tengan ni idea de inglés, el musical en este sentido no realza en ningún momento el ritmo de la película, ni la sensibilidad de los personajes.

Si el guión es malo, el diseño de los decorados y los personajes ni te cuento. El cielo en muchos momentos se nota que está sacado de un documental de National Geographic, joder ¿no son siquiera capaces de currarse un cielo? Salvo la parte que se mezclan humanos con los pinguinos, lo demás es totalmente olvidable. De los pinguinos mejor no hablamos, porque no pueden haber elegido un animal más soso y monocromático para hacer una película de nenes.

Happy feet es una película sin gancho y con muy poca personalidad. A pesar del varapalo final, que hace estremecerte por momentos, es muy chungo que dediquen tres tercios del metraje a las persecuciones y los cantos pinguiniles para darnos una pildorita de mensaje ecologista. No vayais a verla…
Lo mejor: No tengo adjetivos más edulcorados para expresarme.
Lo peor: Una joyita así no tiene cosas malas.
publicado por vic mac el 26 diciembre, 2006

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.