muchocine opiniones de cinedesde 2005

¿Algo bueno entre toda esta maraña de vagos intentos por llegar a nuestros corazones?. Sí. Una banda sonora decente, ciertos atisbos no claros de salirse del libreto y algún juego sin perfilar con el subconsciente. Y ya.

★☆☆☆☆ Pésima

The holiday

Nos encontramos, oh sorpresa, ante un híbrido navideño-amoroso y pretendidamente cómico (?). The Holiday (Vacaciones) es una producción blandita, tópica, previsible y prescindible. Con todas las comas. Y lo más imperdonable de todo es que el talento tirado a la basura es cuantioso. Es mejor saberlo desde el principio, porque si bien su apariencia podría recordar a éxitos recientes del tipo de Closer o incluso, en otra dimensión, Love Actually (el marketing hace maravillas), el espectador debe saber que no se encontrará con nada de eso. Ni siquiera en una décima parte.

Para empezar, el guión carece de novedad (algo común, así que podría no ser tan grave). Dos chicas despechadas y con ganas de alejarse de sus indeseables ex parejas, una que reside en Los Ángeles -Cameron Díaz- y la otra en un pueblecito cercano a Londres -Kate Winslet-, contactan casualmente (o causalmente) a través de Internet y deciden intercambiar sus casas durante las vacaciones de Navidad. Intuyen ustedes bien, un Yo a Boston y tú a California, curiosamente ya en la filmografía de la directora, en plan moderno pero sin el juego de identidades. Sin ‘chicha’, vamos.

En tan solo dos semanas les dará tiempo a superar el trauma, a conocer gente nueva y, cómo no, a volverse a enamorar. Hasta el apuntador, el pobre, logra ser feliz. Es la eficacia de un guión de algo más de dos horas que ha sido estirado sin piedad. La iteración de los cruciales argumentos convierte además a la historia en una especie de tiovivo que no deja de girar sobre sí mismo. Si el espectador no se ha enterado a la cuarta o quinta mención de que, por ejemplo, una de las chicas fue engañada por su novio, es que dejó de prestar atención, por lo menos, en el minuto dos.

Algo probable gracias, entre otras cosas, a la cargante sobreactuación de todos y cada uno de los miembros del reparto que, en vez de meterse en su papel, parecen pasar por él como si de un trámite se tratara. Abunda la interpretación ligera, y aunque eso no tiene por qué ser peyorativo, sí que resultan completamente absurdos ciertos gags a lo Bridget Jones; absurdos e innecesarios. Si por lo menos se hubieran aprovechado con un homenaje ‘serio’ a los inolvidables clásicos (el equívoco telefónico), la catástrofe no habría llegado a desencadenarse. Qué desperdicio.

O quizá todo sea una falta de motivación global agravada por el cruel cruce de sentimientos: guapo seductor -Jude Law- con guapa millonaria y ‘mona’ sensiblera con ‘payaso’ bonachón -Jack Black-. Típico. El caso es que estos cuatro actores han realizado a lo largo de sus carreras trabajos más que aceptables, pero ciertamente no tenían un buen día cuando se pusieron a rodar The Holiday. Una pena. Como lo es también que la única trama salvable, con muchos guiños al cine, se meta con calzador. No era difícil, no obstante, que el entrañable Eli Wallach resultara el más creíble.

Ni siquiera nos llegamos a creer la difícil situación personal de Law, como tampoco lo hicimos, a pesar de los pesares, con Penépole Cruz en Volver, con una hija que, desde luego, no parece la suya. La conclusión general es clara: Nancy Meyers no sabía qué hacer, si un drama, un enredo o una pastelada, así que lo mezcló todo. A algunos les da resultado, a ella no, por lo menos ahora. ¿Algo bueno entre toda esta maraña de vagos intentos por llegar a nuestros corazones?. Sí. Una banda sonora decente, ciertos atisbos no claros de salirse del libreto y algún juego sin perfilar con el subconsciente. Y ya.
publicado por Moriarty el 5 diciembre, 2006

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.