muchocine opiniones de cinedesde 2005

Todos somos ciegos, cojos y sordos, porque todos tenemos carencias emocionales y sentimentales. A veces somos sordos ante las cosas que tenemos que oír, ciegos ante las cosas que no queremos ver, y cojos porque llegamos tarde a muchos sitios.

★★★☆☆ Buena

Va a ser que nadie es perfecto

Rubén es sordo, Carlos es ciego y Dani es cojo. Los tres amigos se reunen para celebrar la despedida de soltero de uno de ellos, en la que será la noche que cambiará sus vidas. Esa noche, cada uno de llos lograrán cumplir un sueño. Rubén (el sordo), cantar. Dani (el cojo), bailar en el agua, y Carlos, (el ciego) conducir un coche a toda velocidad.

La última creación de Joaquín Oristrell pone sobre la mesa los problemas de las personas discapacitadas, un tema poco habitual en los guiones cinematográficos (sobretodo en los españoles). La historia muestra algunas barreras (tanto arquitectónicas como sociales) con las que se encuentran las personas que poseen algun tipo de discapacidad.
Un ejemplo de situación problemática para los protagonistas se muestra en la escena en la cual el grupo de amigos discute a la puerta del cine si van a ver una película extranjera en versión original subtitulada o si la verán doblada. Lo que puede parecer un detalle sin importancia es todo un dilema puesto que el ciego, obviamente, es incapaz de ver los subtítulos y el sordo, si eligen ver la película doblada, no será capaz de entender la película al conocer el idioma, ya que sólo puede leer los labios. Destacan por su calidad las actuaciones de José Luis García Pérez, en el personaje de cojo gruñón y Santi Millán, quien -sin caer en la caricatura- logra hablar como lo haría una persona con problemas de auditivos.

Pero lo más interesante de la historia es que no se desarrolla bajo un tono lastimero o de victimismo sino con la mayor normalidad. Albert Espinosa se atreve incluso a introducir toques humorísticos en el guión, sin caer en la falta de respeto hacia el colectivo al que se refiere. El hecho de que el guionista sea cojo influye sin duda en el acertado tratamiento de la historia. Espinosa ya es todo un experto en escribir sobre temas de los que la gente rehuye hablar y hacerlo desde la perspectiva de la comedia. Escribió una entrañable historia sobre niños con leucemia (4ªPlanta) repleta de amistad, ternura y en la que no faltó el humor, ironizó sobre la muerte en 65 minutos y en esta ocasión nos habla de los minusválidos pero no desde la postura de la lástima hacia ellos, sino con la intención de que los veamos como personas no tan distintas a nosotros y tan válidas y capaces como cualquier otra.

Como viene siendo habitual en algunas películas que pueblan nuestras carteleras, el trailer y el cartel no hacen justicia a Va a ser que nadie es perfecto ya que la venden como una comedia ligera para adolescentes, cuando se trata de un producto de mucha más profundidad psicológica. Quizá el público que espere una comedia en la que las risas sean una constante se verá decepcionado por esta comedia impregnada de drama.

El mensaje que se deriva de la pelicula es, según Joaquin oristrell que “detrás de cualquier persona, ocurra lo que le ocurra, hay un ser humano. Hay que mirar a ese ser humano y no a la discapacidad”. La historia nos anima a no dar la espalda a las personas que son diferentes a nosotros porque todos tenemos alguna carencia. El director confiesa en una entrevista que lo que más le gustó del guión fue la idea de que todos tenemos alguna discapacidad, al menos alguna emocional. Oristrell explica: “Todos somos ciegos, cojos y sordos, porque todos tenemos carencias emocionales y sentimentales. A veces somos sordos ante las cosas que tenemos que oír, ciegos ante las cosas que no queremos ver, y cojos porque llegamos tarde a muchos sitios”.

Una comedia que emociona, entretiene y sirve al mismo tiempo para concienciarnos de que los minusválidos son ante todo humanos: son personas que sienten, se enamoran, tienen sus miedos, sufren, y tienen ganas de divertirse como cualquier otra persona, e incluso de reírse de ellos mismos.
Lo mejor: El tratamiento realista y nada compasivo del tema de la discapacidad.
Lo peor: La promoción de comedia vulgar que le han proporcionado.
publicado por Silvia el 2 diciembre, 2006

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.