Mezcla de fantasía y romance que se dispone a dejar boquiabiertos incluso a los espectadores mas escépticos.

★★★☆☆ Buena

El ilusionista

¿Puede un hombre lograr lo imposible a través de la magia? ¿Se puede crear en un acto de circo una acción que engañe a nuestras pupilas y nuestra razón con el objetivo de sorprendernos? ¿Puede el hombre cambiar su destino con la ayuda de la magia? Estas preguntas son las que obsesionan al director Neil Burger, director de El Ilusionista, quién saltara a la fama en el año 2002, con su cinta Entrevista con el Asesino, en la que lograba crear la ilusión de estar observando un documental y no una cinta de ficción.

Y esta vez, la magia también esta de su lado, al crear una cinta redonda, fluida y con una mezcla de fantasía y romance que se dispone a dejar boquiabiertos incluso a los espectadores mas escépticos..

Eisenheim, es un hombre de magia, un ilusionista, que tras recorrer el mundo buscando misterios, regresa a su natal Viena, de donde huyó muchos años atrás, escapando de un atormentado romance de la infancia con la Condesa Sophie, quién es ahora la prometida del príncipe heredero Leopold. Pero… ¿Se habrán olvidado los jóvenes amantes? ¿Podría esta vez la magia evitar que los separe el destino una vez más?

Un guión directo y preciso, basado en un cuento de Steven Millhauser, cuenta de manera directa la historia, manteniendo al espectador atento, utilizando la narración a cargo de Giamatti y flashbacks, centrándose en los puntos de vista de dos personajes en apariencia opuestos pero que al final se complementan, un guión que no permite que el romance sea el único sabor, si no que lo adereza con un fino thriller, enmarcado en un excelente trabajo de fotografía y el inconfundible toque musical de Philip Glass.

Pero quizás el mejor pase mágico es la dupla de actuación entre un ambiguo Edward Norton, que a ratos se hace temer y Paul Giamatti, robándose la cinta con el cínico personaje secundario del Inspector Uhl, quienes crean una buena química antagonista. Aunque Rufus Sewell, también hace lo suyo con el estoico Príncipe (¿malo?) del cuento.

Los más arduos detractores de la cinta comentan que el final quizás no sea el más adecuado que se pudo tener, pero habría que considerar que, lamentablemente, muchas veces solo hay lugar para la magia en la pantalla.

Lo peor:

publicado por Jose Luis el 16 noviembre, 2006
muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.