Estoy seguro que tendrá sus detractores y sus admiradores, será de aquellas películas que, o bien la amas o bien la odias, pero no dejará indiferente a nadie.

★★★★☆ Muy Buena

La fuente de la vida

La película, en la proyección de esta mañana temprano, ha acabado recibiendo, después de un frió y tímido inicio, bastantes aplausos. Para empezar hay que decir que no es una película fácil ni que se entienda a primeras, de hecho tampoco creo que sea necesario, y que una mala crítica seria la opción fácil, tacharlo de paja mental de Aronofsky incomprensible y tan panchos. Pero el film merece ser revisado y revisionado para apreciarlo en su totalidad.

Hay que destacar que el film es de una belleza impecable, desde la escena más cotidiana a las imágenes futuristas que son realmente preciosas. El hilo argumental toma como base la historia presente y nos va llevando al pasado y futuro alternadamente. La lucha del medico por hallar la cura experimental que salve a su esposa terminal de un tumor nos muestra las dos opciones frente a la muerte, la de aceptación y la de negación. Aceptar la muerte de un modo natural y como símbolo de humanidad o aferrarse a la vida y luchar contra el final con todos los medios. El hombre, en todas sus épocas, será quien busque esa vida eterna frente a la mujer, el polo opuesto, que será quien intente convencerle de acabar algo que está inacabado y que solo podrá terminar aceptando la verdad final.

Todo esto ya lo comenté cuando hice la reseña de la novela gráfica, que el film acorta en las historias del pasado y futuro, quizás por no tener más tiempo o por no disponer de un mayor presupuesto, pero los puntos importantes son prácticamente iguales.

Lo que nos quiere mostrar Aronofsky es la muerte como forma de crear vida, la muerte no es una nada sino un todo, que como dice la religión, polvo eres y en polvo te convertirás, y que el hecho de la vida eterna no lleva sino a otra cosa que a la aceptación final del ciclo que supone la vida. Y todo acompañado por la hipnótica y preciosa música de Clint Mansell que vuelve a llenar de vida las imágenes del director, al igual que lo hiciera en sus anteriores films, esta vez ciñéndose a un estilo más intimista y delicado como pide el film.

Podriamos dar pie a muchas interpretaciones y debates sobre el film, pero tampoco quiero destripar demasiado antes de que la veáis, y quizás por eso esta crítica suene algo críptica. Estoy seguro que tendrá sus detractores y sus admiradores, será de aquellas películas que, o bien la amas o bien la odias, pero no dejará indiferente a nadie.
publicado por Dragon negro el 16 noviembre, 2006

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.