muchocine opiniones de cinedesde 2005

A pesar de las deficiencias, hay que reconocer que las películas del director neoyorquino superan con creces a la mayoría de comedias en cuanto a calidad se refiere y es lógico que con tantas películas que salen de su imaginación, no todas se convier

★★★☆☆ Buena

Scoop

La nueva entrega anual del gran Woody Allen ya está desde hoy en nuestras pantallas, coincidiendo a la vez con la salida a la venta del DVD de Match Point. Para que luego digan que los intelectuales no tienen visión de negocio…

En esta ocasión Allen abandona el drama y recupera su vertiente clásica más cómica a la que nos tiene acostumbrados. Pero aunque algunas situaciones de Scoop recuerdan a otras comedias del director como Misterioso asesinato en Manhattan o La maldición del escorpión de Jade, la nueva película está años luz de aquellas hilarantes comedias.

En este caso, el punto cómico lo monopoliza el personaje interpretado por el mismo director, quien se mete en la piel de un extravagante mago que ayuda a una estudiante de periodismo a resolver un caso de asesinato. El personaje interpretado por Woody Allen, lejos de provocar la risa tiene el riesgo de caer en la caricatura constante, un histrionismo que puede resultar cansino para el espectador. De la misma forma, a Scarlett Johanson parece sentarle mejor la faceta de seductora que la cómica.

El argumento no deja de ser el de una película de suspense, en este caso con tintes cómicos. Sondra Pransky (Scarlett Johansson) es una estudiante americana de periodismo que se encuentra en Gran Bretaña visitando unos amigos. Durante su estancia en Londres, acude a un espectáculo de magia, donde el ilusionista le hace subir al escenario, para realizar uno de sus trucos en el que ella debe desaparecer. Mientras Sondra está esperando “desmaterializarse”, recibe la visita del fantasma de un reportero fallecido, que le dará la exclusiva del año. El espíritu le revela que Peter Lyman, el rico y atractivo hijo de un conocido aristócrata británico, está llevando una doble vida como el “Asesino del Tarot”, un asesino en serie que lleva tiempo aterrorizando el país. Con la ayuda del mago, Sondra empieza a investigar la noticia y consigue juntar ciertas evidencias incriminatorias contra Lyman. Cuanto más sabe de él, más peligrosa se vuelve la investigación, sobre todo cuando empieza a enamorarse del atractivo presunto asesino.

Pese a que como es habitual en el director el argumento se resuelve sin brusquedad al final, en este caso cae en lo previsible, algo que le resta interés a la película durante su visionado. De la misma forma, los diálogos, punto fuerte del director, son en este caso más bien flojos exceptuando alguna frase brillante.

Un aspecto a destacar en la película es la lección de buen periodismo de investigación que aporta el director en la película mediante el personaje de Scarlett Johanson. Durante toda la película se nos mostrará lo que un periodista debe o no debe hacer para conseguir una información veraz. La estudiante debe poner empeño en investigar profundamente el caso del asesinato para demostrar que tiene una exclusiva respecto a la autoría del crimen.

La obsesión de Allen con el tema de la muerte vuelve a estar presente en esta película, como es habitual, de forma cómica. La muerte se representa como un viaje en barco capitaneado por un encapuchado con guadaña. El director suele ironizar sobre la muerte porque en el fondo le aterra. En una entrevista al dominical de El Periódico de este mismo sábado, Allen confiesa: “”Me aterra envejecer, porque me acerca la muerte, que me asusta. Quizá por eso me río tanto de ella. Siempre he pensado que cuanto más miedo da algo, más divertidos son los chistes que se pueden hacer sobre ese tema””.

Pero a pesar de las deficiencias, hay que reconocer que las películas del director neoyorquino superan con creces a la mayoría de comedias en cuanto a calidad se refiere y es lógico que con tantas películas que salen de su imaginación, no todas se conviertan en obras maestras.
Lo mejor: Que a pesar de las carencias, en la película se respira la esencia de Woody Allen.
Lo peor: La previsibilidad del argumento y las exageradas interpretaciones.
publicado por Silvia el 30 octubre, 2006

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.