A De Palma el guión se le queda grande y finalmente decide abarcarlo todo para no atrapar nada.

★★☆☆☆ Mediocre

La dalia negra

Leí una vez que lo que distanciaba a las grandes estrellas de los simples actores era la belleza de su rostro en cerámica. Esto es, la trascendencia que alcanzaba su aura. En la última película de De Palma, Mia Kirschner, alias Elizabeth Short, alias La Dalia Negra es una aspirante a estrella que se hace pasar por actriz, y que en parte por empeñarse en ser lo primero no alcanza a ser lo segundo. De hecho, en una de las escasas secuencias notables de la película, un director de casting indignado le pregunta por qué es incapaz de interpretar la tristeza. Ella afirma que sí puede pero la sonrisa congelada de su rostro la traiciona. Paradójicamente, el único momento en que Elizabeth Short luce dolor ante la cámara es en el rodaje de una película porno en la que nunca quiso participar, pero que comprendió como peaje necesario para sus sueños

Así de igual manera que L.A. Confidencial, la novela de La Dalia Negra también desfiguraba la época dorada de Hollywood, básicamente porque Ellroy siguió la máxima del género negro que defiende que tras cada crimen siempre se esconde una tragedia, una historia que merece ser contada. Por eso ficcionó el asesinato de La Dalia Negra pese a que los policías de Los Angeles jamás lograron resolver el caso y lo utilizó como vehículo de una ciudad desalmada, erigiéndose de paso en el gran renovador de la novela negra americana. .

De Palma pretende lo mismo en Cine a través de la estilización de los planos, el homenaje y a la vez la modernización, pero el problema de La Dalia Negra película es que ha escogido un relato demasiado complejo para su tour de force. Sin eliminar subtramas, sin saber nunca que historia preferir, a De Palma el guión se le queda grande y finalmente decide abarcarlo todo para no atrapar nada. Capitaneada por un grupo de estrellas, que al menos aquí se han quedado muy lejos de ser actores, La Dalia Negra no es tanto que sea una mala película, como que no es auténtica. Al final, tiene demasiado que ver con ese cine servido en bandeja de plata con el que Hollywood envuelve en lujo la basura y la pornografía. El mismo que La Dalia Negra nunca pudo protagonizar.

Lo mejor: El dominio de los planos, y la banda sonora.
Lo peor: ¿Alguien comprende por qué todos los actores están tan mal? En el caso de Eckhart claramente porque le han cortado el personaje?

publicado por Ibán Manzano el 26 octubre, 2006
muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.