Estoy segura de que el género masculino encontrará tan hilarante esta historia como las chicas.

★★★☆☆ Buena

El diablo viste de Prada

Otra vez, la muy bonita actriz Anne Hathaway (Diario de una Princesa / Brokeback Mountain) se mide con una artista de peso como la genial Meryl Streep, quien esta vez interpreta al diablo, una despiada y fría editora de la más costosa e influyente revista de modas de Nueva York.

The Devil Wears Prada (2006), traducida como El diablo viste de Prada, es la historia de Andy (Anne Hathaway), una joven periodista egresada de la universidad, quien busca abrirse camino en algún medio escrito de la gran ciudad, junto a su novio (Adrian Grenier), un aspirante a cheff.

Aquí hay que hacer un punto aparte para decir que el chico Grenier no le llegaba ni a los talones a su pareja de pantalla. Tengo la impresión de que los señores del casting se concentraron demasiado en las intérpretes femeninas.

En fin. Andy tras mandar muchos curriculums, es llamada por una casa editorial, que entre otras cosas maneja la susodicha revista, comandada por la cruel y atemorizante reina invernal, Miranda (Meryl Streep), nombre que es sinónimo de todo lo que los grandes íconos de la moda representan. Una palabra suya, un gesto, puede significar la subida o la caída en picada de diseñadores, modelos, fotógrafos y cualquiera inmerso en el despiadado mundo de la moda.

Recursos Humanos manda «»equivocadamente»» a Andy para el puesto de segunda asistente personal de Miranda: literalmente ser su esclava 24/7, no hacer preguntas y lucir siempre fashion. Obviamente Andy no es una chica de portada (vale que se esforzaran en desgreñarla un poco, sin embargo, en mi opinión, seguía viéndose muy linda) y no está para nada interesada en las frivolidades de un trabajo así, pero necesita trabajar para pagar la renta y piensa que esta revista en un buen medio para empezar a contactarse con el mundo mediático de la ciudad.

«»Cualquier chica mataría por este trabajo, si pasas un año aquí, podrás trabajar en el medio que quieras»», le advierte la primera asistente de Miranda, Emily (Emily Blunt), otra de sus esclavas, cuyo único sueño es ir a Paris para la semana de la moda y obtener el máximo de vestidos de diseñador.

Poco a poco y para sobrevivir, la dulce e inocente Andy se va transformando en una workhólica aparentemente tan fría como el resto, sin tiempo para su novio, sus amigos, ni para escribir… No cuento más porque vale la pena verla. Estoy segura que se divertirán tanto como yo. Aunque podría ser catalogada como una «»chick flick»» me atrevería a recomendarla a todos. Estoy segura de que el género masculino encontrará tan hilarante esta historia como las chicas.

Las interpretaciones de las dos protagonistas son geniales, se rumorea que Meryl Streep sería nominada al Oscar por este papel. Realmente Meryl se rectificó con creces de su mediocre papel en la también recientemente estrenada y reseñada, Prime.

Lo mejor: Que los directores han prometido que no hacen más de la saga.
Lo peor: Que no lo prometieron tras hacer la primera.

publicado por Verolindapechocha el 2 octubre, 2006
muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.