muchocine opiniones de cinedesde 2005

Bob, Dante y Randal crean la familia más entrañable desde los Adams.

★★★★☆ Muy Buena

Clerks 2

Intentar hablar de Clerks, o de todo el cine de Kevin Smith en general, sin recurrir a la palabra “freak” es bastante difícil pero necesario. El término en sí, al menos como yo lo manejo, implica que la persona en cuestión no tiene que ser consciente de sus rarezas. Por ejemplo, Pilar López de Ayala en Alatriste es una freak porque actúa como si estuviera teledirigida por un ovni y dudo mucho que sea consciente de lo extraño de su comportamiento. En cambio, que dos personas de 30 años decidan trabajar en una cadena de comida rápida y se pasen el día discutiendo sobre la vida (trilogia de Star Wars frente trilogía de El señor de los anillos) no sólo no me parece freak sino que es una de las decisiones más “sanas” que se pueden tomar.

Obviando los diálogos (que no es que sean buenos o malos: son reales) y los scketchs visuales (el homenaje de El Silencio de los Corderos es brutal) el cine de Kevin Smith sobresale de la media porque en ningún momento se plantea que sus personajes sean unos inmaduros, unos parias, o unos memos. Se agradece que, por una vez, los personajes no se den cuenta de lo absurdo de su modo de vida y al final de la película logren su ansiada “madurez”.

En Clerks 2 ocurre todo lo contrario: se reafirman en sus posiciones y Jay, Bob, Dante y Randal crean la familia más entrañable desde los Adams. Eso se llama ser honesto con uno mismo y, la verdad, hace que salgas del cine dispuesto a hacer vomitar a cualquier fan de El señor de los anillos. Es una opción: puedes ser un quejica como Tim “oh, soy raro, sufro por ello y todos mis personajes sufren lo mismo que yo” Burton o, directamente, puedes asumir lo que eres y vivir feliz en tu mundo. Y si alguien te raya no tienes más que ir a hacer un poco de karting. Ojalá hubiera más gente como Kevin Smith en el mundo.
Lo mejor: - Marshall Brickman vomitando ante los comentarios que hacer Randal de El señor de los anillos. - La atracción entre especies. - Jay en plan “fóllame” de El Silencio de los Corderos. - El amo del calabozo. - ABC - La escena final en blanco y negro. Emociona de verdad. - Jay y Bob sujetando la pared.
Lo peor: Que no haya una tercera parte.
publicado por Nico el 20 septiembre, 2006

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre